Municipios Salud Domingo, 7 de Junio de 2015

Demoras en las licitaciones de servicios e insumos hospitalarios

La Auditoría porteña registró tardanzas de 800 a 1300 días desde la apertura de la licitación hasta la adjudicación. A su vez, informó que el Ministerio de Salud de Ciudad no llamó a nuevas licitaciones una vez vencidos los contratos de tratamiento de residuos patológicos.

En el caso del Hospital Sardá se tardaron 1353 días en adjudicar la prestación del servicio de mantenimiento.

La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCB) reveló tardanzas en las licitaciones para la compra de insumos y la contratación de servicios en los hospitales públicos porteños. En muchos casos, la contratación directa fue la manera de tapar la falta de  previsión.

A esta ineficiencia para la prestación de servicios hospitalarios, los auditores destacaron que se suma el estado de la infraestructura hospitalaria, la cual es “inadecuada, obsoleta y con un mantenimiento insuficiente lo que impide brindar una atención de calidad y respetar el derecho a la salud”.

La entidad consideraró que “existiendo postergaciones en las fechas de apertura, cambios de integrantes en la comisión evaluadora y redeterminaciones de precios puede haber demoras en los procesos licitatorios pero es exagerado que se hayan extendido a los 860 y 1350 días”.

El organismo se refirió a un expediente en el que se tramitó la licitación por el Servicio de Gestión, Operación y Mantenimiento del Recurso Físico del Hospital Infantil Ramón Sardá. La tardanza “fue de 1353 días entre la primera fecha de apertura y la adjudicación”. En el caso del Hospital de Quemados, para el mismo tipo de contratación, se “demoró 869 días en pasar de una instancia a otra”

En el relevamiento realizado por la Auditoría, se analizaron también los acuerdos efectuados entre distintas empresas y el Hospital de Oncología María Curie y el de Gastroenterología Udaondo.

El informe, aprobado en noviembre de 2014, manifestó también que el Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad "no realizó los nuevos llamados a licitación para cubrir el servicio de recolección, transporte y tratamiento de los residuos patogénicos antes del vencimiento de las prórrogas contractuales". Una vez vencidos los contratos, se continúo pagando la prestación de las empresas mediante un mecanismo de excepción, pero no volvió a llamarse a convocatoria. 

    Seguí leyendo en Municipios