Municipios Medio Ambiente Miercoles, 15 de Abril de 2015

La Justicia ordenó suspender fracking en pozo de Chubut explotado por YPF

El Juzgado Laboral N°2 hizo lugar a un recurso de amparo presentado por un miembro de la comunidad mapuche, quien alegó que la actividad pone en riesgo las napas de agua. El Gobierno ya apeló la decisión.

La Justicia consideró que

El Jugado Laboral N°2 ordenó suspender las actividades de YPF en el primer pozo de fracking (o fractura hidráulica) de Chubut, ubicado en El Trébol, localidad que se encuentra a 18 kilómetros de Comodoro Rivadavia.

Según informó el diario El Patagónico, el recurso de amparo fue presentado por Marcelino Pintihueque, perteneciente al pueblo mapuche, junto con la abogada Silvia de los Santos. Allí se adjuntó un informe del perito de oficio Roberto Ochandio –designado por el juzgado- que señaló que la fractura hidráulica pone en riesgo las napas de agua, y que el argumento de que existe separación entre las capas acuíferas y las capas gasíferas es falso. La argumentación de Ochandio coincide con el aporte del perito de “parte”, un consultor técnico de la parte demandante, el ingeniero en Petróleo y master en Evaluación de impacto ambiental y energías alternativas Eduardo D’Lía.

De los Santos indicó que la Justicia consideró que “el pozo no tenía garantías necesarias para no vulnerar el ambiente y que está acreditada la afectación directa del agua hasta que se demuestre lo contrario, pero no existe tecnología en el mundo que evite la contaminación del agua y el aire”.

“Nos vamos dando cuenta de que la actividad produce serios daños, como muchas otras actividades que nos damos cuenta con el tiempo del daño que producen. Hay miles de ejemplos, el plomo, el mercurio, el pcv, glifosato en este caso más de 15 años de lucha y ahora la OMS (Organización Mundial de la Salud) acaba de confirmar que es potencialmente cancerígeno, vamos en esa línea”, agregó la abogada.

Sin embargo, horas después de conocerse la orden de suspensión, la Fiscalía de Estado de Chubut apeló la sentencia del Juzgado Laboral N°2, al argumentar que a la fecha no ha ocurrido “ningún incidente”, y “las amenazas de un daño, -si es que las hubiera-, lo cual ha sido negado terminantemente, no difiere a aquellas contingencias que podría suceder en un pozo convencional”.

Además, indicaron que Pintihueque “no pertenece a ninguna comunidad indígena, ni siquiera se ha acreditado si realmente pueda ser considerado mapuche”, por lo cual rechazaron que se invoque un “supuesto interés colectivo indígena”.

En el mismo sentido, afirmaron que Ochandio carece de formación universitaria de incumbencia, “siendo su profesión la de geógrafo y no de ingeniero en petróleo, y menos aún especialista en ingeniería ambiental” y descalificaron sus informes al indicar que provienen de una recolección de numerosos videos subidos a internet y de conceptos y definiciones extraídos por Wikipedia.

Por estas razones, la Fiscalía consideró que la sentencia está gravemente viciada porque el tribunal ordenó la paralización del sistema de fractura hidráulica en El Trébol “sin examinar la legitimidad del acto administrativo que lo autorizó. Ningún considerando de la sentencia indica cuál es el elemento esencial del acto gravemente viciado. Es claro que estamos ante una condena porque sí, fundamentos plausibles”.

    Seguí leyendo en Municipios