Municipios La Rioja Domingo, 23 de Marzo de 2014

Protesta contra explotación de uranio cumple una semana en La Rioja

La protesta contra la explosión de uranio impide el paso de los medios de la Comisión Nacional de Energía Atómica. La Fuerza Cívica Riojana pidió que se haga una audiencia pública para determinar la continuidad o no de los emprendimientos.

Manifestantes piden proteger las fuentes de agua y evitar los emprendimientos uraníferos.

Cumple una semana la protesta contra la explotación de uranio y por la defensa del agua realizan sobre la ruta nacional 38 en La Rioja en la vecinos, asambleístas y estudiantes cortan el tránsito para dar a conocer sus reclamos.

La interrupción del tránsito está ubicada a 10 kilómetros al norte del acceso a la ciudad de La Rioja desde Catamarca, en el ingreso a la localidad de El Duraznillo, sobre ruta nacional 38. El corte funciona como tal sólo para los medios de movilidad de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y máquinas viales, porque para el resto del tránsito se trata de una detención de pocos minutos para brindar información.

Los vecinos autoconvocados de Las Higuerillas, Puerto Alegre, El Duraznillo, Agua Blanca, Las Cañas y El Cantadero, vienen realizando diversas gestiones por la falta de agua que comenzó en agosto del año pasado y que se agudizó durante el verano. Por otro lado, esta carencia de agua coincide con el avance del proyecto mega minero de uranio en la Quebrada de Alipán, señalaron en un comunicado.

Los manifestantes, dedicados a la agricultura en su mayoría en una de las laderas del cordón del Velazco, reclaman que el gobierno provincial les brinde el servicio de agua, afectado desde hace 7 meses por la rotura de un acueducto. A la vez, rechazaron los emprendimientos que la CNEA lleva adelante, al explorar en busca de uranio.

Los manifestantes argumentan que desde que llegó la CNEA la producción y la fauna resultaron afectadas y, en general, que "los emprendimientos en busca de uranio no cuentan con la licencia social" del pueblo de La Rioja. Además, aseguraron que hay 11 proyectos de CNEA en cuestión, ubicados entre los 15 y 20 kilómetros al norte de la ciudad más poblada de la provincia, la capital.

Los procesos de exploración no se han detenido pese a que la capital cuenta con una ordenanza que declara al municipio "no nuclear, no tóxico". La Fuerza Cívica Riojana se unió a los manifestantes y pidió que se haga una audiencia pública para determinar la continuidad o no de los emprendimientos.

    Seguí leyendo en Municipios