Municipios Transporte Viernes, 9 de Agosto de 2013

Sin acuerdo, la línea B de subte circula con recorrido reducido

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro no llegó a un acuerdo con el gobierno porteño, por lo que las formaciones siguen sin llegar a las nuevas estaciones Echeverría y Rosas. El lunes habrá otra reunión.

El GCBA no logró torcer la intransigencia gremial

Viernes, 9 de Agosto de 2013

La línea B presta un servicio limitado entre Leandro N. Alem y Los Incas, luego de dos semanas de haber sido inauguradas las estaciones Echeverría y Juan Manuel de Rosas, en Villa Urquiza.

Eta situación se mantendrá así al menos hasta el lunes próximo, cuando los delegados de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), la empresa Metrovías y el gobierno porteño vuelvan a reunirse, tras pasar ayer a un cuarto intermedio en la sexta audiencia desde que se inició el conflicto gremial.

Si bien la Ciudad considera que “el centro del reclamo de los trabajadores es la cantidad de vueltas que deben dar con la incorporación de las dos nuevas estaciones y si se afecta o no el período de descanso de los conductores”, por su parte los delegados “insisten que el conflicto se debe a la falta de medidas de seguridad”.

"No llegamos a ningún acuerdo y tras la séptima reunión con el gobierno de la ciudad estamos en punto cero, porque el gobierno de Macri no nos ofrece las garantías necesarias de seguridad para operar en las estaciones", informó Néstor Segovia, secretario adjunto de la AGTSyP (Metrodelegados).

Segovia puntualizó que "ellos nos ofrecen formar una comisión de seguridad e higiene pero sin ninguna participación de los trabajadores. Por esas estaciones pasan 1.500 voltios y no estamos dispuestos a correr riesgos de quedar electrocutados".

Y destacó que "la inseguridad para los trabajadores en los talleres y en las usinas de esas estaciones es muy importante".

El otro sindicato que agrupa a trabajadores del subterráneo, la Unión Tranviarios Automotor, firmó un acuerdo con Metrovías “para operar en las dos estaciones inauguradas hace dos semanas por el jefe de gobierno Mauricio Macri”.

La empresa, en un comunicado, informó ayer que el acuerdo con la UTA consiste en "implementar un esquema operativo de emergencia durante 15 días, lo que permitirá prestar el servicio también en las estaciones Echeverría y Rosas”.

Segovia aseguró que ese acuerdo "es un cachivache, como todo lo que firma la UTA", y añadió: "nosotros no peleamos por la cantidad de horas de descanso y de vueltas sino por la seguridad de los trabajadores".

El gobierno de la Ciudad asegura que el centro del reclamo “es la cantidad de vueltas que deben dar los trabajadores con la incorporación de las dos nuevas estaciones y si se afecta o no el período de descanso de los choferes”.

Los trabajadores de la AGTSyP destacaron que “con el ingreso de 50.000 personas que podrán utilizar el subterráneo es necesaria la incorporación de nuevas formaciones y personal para aforntar esa mayor demanda".-

    Seguí leyendo en Municipios