Mundo Era miembro desde 1951 Miercoles, 26 de Diciembre de 2018

Japón se retiró de la CBI y anunció caza de ballenas en su territorio

El Gobierno nipón anunció que los balleneros locales reanudarán actividades en sus aguas territoriales y en su zona económica exclusiva a partir de julio. "Se llevará a cabo de acuerdo con el método adoptado por la CBI para evitar un impacto negativo en los recursos cetáceos", informaron.

Miercoles, 26 de Diciembre de 2018
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Japón decidió retirarse de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), un organismo creado hace siete décadas para garantizar la preservación de esos cetáceos y evitar su caza indiscriminada en los océanos. 

El ministro portavoz del Gobierno de Japón, Yoshihide Suga, dijo que a partir de julio próximo los balleneros japoneses reanudarán sus actividades en sus aguas territoriales y en su zona económica exclusiva.

Japón era miembro de la CBI desde el 21 de abril de 1951 y hasta ahora había respetado la moratoria en la caza comercial de la ballena acordada en 1982, aunque organizaciones animalistas aseguran que realizaba una caza comercial encubierta.

El vocero indicó que la decisión se adoptó por el convencimiento de que "una modificación de la moratoria no fue considerada apropiadamente".

La salida del país asiático de la CBI se conoce después de los enfrentamientos de algunos países para poner fin a la moratoria que entró en vigor en la temporada 1985/1986 y las naciones que defienden su vigencia.

El último capítulo de este choque tuvo lugar en la reunión celebrada en septiembre en Brasil, en la que los miembros de la CBI rechazaron por mayoría (41 votos en contra, 27 a favor y 2 abstenciones) la propuesta de Japón de crear un comité de caza sostenible, lo que llevó a Tokio a sugerir su abandono del foro.

"La caza de ballenas se llevará a cabo de acuerdo con el derecho internacional y dentro de los límites de captura calculados de acuerdo con el método adoptado por la CBI para evitar un impacto negativo en los recursos cetáceos", destaca la nota del Gobierno japonés.

Seguí leyendo en Mundo