Mundo Brasil Jueves, 12 de Mayo de 2016

Dilma Rousseff: "Lo que está en juego es el respeto a la voluntad del pueblo y la Constitución"

La Presidente de Brasil pronunció su último discurso antes de ser notificada de la suspensión a su cargo durante los próximos seis meses que dure el juicio político. Consideró que la oposición avanza en un "golpe en su contra" y pidió al pueblo "se mantenga movilizado, unido y en paz".

Dilma Rousseff es acuada de manipular las cuentas públicas.

Jueves, 12 de Mayo de 2016

En su último discurso antes de dejar el cargo de presidente de Brasil por los próximos 180 días, Dilma Rousseff se dirigió a los brasileños y los convocó a movilizarse contra lo que llamó "un golpe en su contra".

"A los que se oponen al golpe, sean del partido que sean, les hago un llamado, manténganse movilizados, unidos y en paz", sostuvo la mandataria en una declaración ante la prensa en el Palacio de Planalto, horas después de la decisión del Senado de avanzar en el juicio poítico en su contra.

Acompañada por militantes de organizaciones sociales y funcionarios políticos afines, Rousseff dijo: "Fui electa presidente por 54 millones de brasileños, lo que está en juego es el respeto a la voluntad del pueblo y la Constitución, las conquistas de los últimos 13 años, la valorización del salario mínimo, el futuro del país, la oportunidad de seguir avanzando".

Respecto del impeachment, afirmó que es "fraudulento, un verdadero golpe, un proceso injusto contra una persona honesta e inocente" y dijo que la oposición "conspiró para tomar por la fuerza lo que no conquistó en las urnas. Forzaron un ambiente propicio para el golpe".

"No existe injusticia más devastadora que condenar a un inocente. Hice lo que la ley me autorizaba. Fueron actos legales, correctos y necesarios, actos de Gobierno, al igual que lo hicieron los anteriores presidentes. No era delito antes y tampoco ahora. Jamás en una democracia un gobierno puede ser interrumpido a causa de actos legítimos", agregó en relación a las acusaciones por manipulación de las cuentas públicas durante su campaña en 2014.

Al concluir sus declaraciones, Rousseff dijo tener "fuerzas" para defenderse y se dirigió a los ciudadanos: "El pueblo sabrá decir no al golpe. Manténganse movilizados, unidos y en paz. La lucha contra el golpe será larga, pero vamos a vencer".

La mandataria brasileña pronunció su discurso al recibir la notificación en que se le comunica que el Senado decidió someterla a un juicio político con miras a su destitución, con lo que quedó oficialmente suspendida de su cargo. Acto seguido, se notificó al vicepresidente Michel Temer de su asunción como presidente interino de Brasil.

    Seguí leyendo en Mundo