Mundo Iglesia Domingo, 27 de Marzo de 2016

Iglesia

En su mensaje pascual, el Papa condenó el terrorismo y pidió por la paz en el mundo

Desde el balcón central de la Basílica de San Pedro, Francisco rezó por el pueblo venezolano, los migrantes, la convivencia entre israelíes y palestinos, el conflicto en Siria, el cambio climático, entre otros temas mundiales. "Que el mensaje de vida promueva un intercambio fecundo entre pueblos y culturas", pidió el Papa.

La plaza de San Pedro fue decorada con arreglos florales enviados desde Holanda.

El papa Francisco presidió esta mañana la misa de Pascua de Resurrección en la Plaza de San Pedro. El Pontífice leyó su mensaje pascual e impartió la tradicional bendición Urbi et Orbi desde el balcón central de la Basílica.

En su mensaje, recorrió varios ejes de la coyuntura global, pidió por el pueblo venezolano, los migrantes, la convivencia entre israelíes y palestinos, el conflicto en Siria, el cambio climático, entre otros temas.

El Papa enmarcó sus pedidos de paz y convivencia en un mundo que "está lleno de personas que sufren en el cuerpo y en el espíritu", y proclamó que frente a esta realidad mundial "sólo Dios puede llenar con su amor este vacío, estas fosas, y hacer que no nos hundamos, y que podamos seguir avanzando juntos hacia la tierra de la libertad y de la vida".

"Que la próxima Cumbre Mundial Humanitaria no deje de poner en el centro a la persona humana, y desarrollar políticas capaces de asistir y proteger a las víctimas de conflictos y emergencias, a los más vulnerables y a los perseguidos por motivos étnicos y religiosos", pidió el Obispo de Roma.

"Y que se promueva en todo lugar la cultura del encuentro, la justicia y el respeto recíproco, lo único que puede asegurar el bienestar espiritual y material de los ciudadanos", agregó Su Santidad.

Tras dar una vuelta en el papamóvil por la histórica plaza de San Pedro, el Pontífice pidió que el mensaje de amor de Jesús "se proyecte cada vez más sobre el pueblo venezolano, en las difíciles condiciones en las que vive, así como sobre los que tienen en sus manos el destino del país, para que se trabaje en pos del bien común, buscando formas de diálogo y colaboración entre todos".

Luego, insistió con su preocupación por los emigrados de África,"hermanos y hermanas nuestros" que "encuentran demasiado a menudo en su recorrido la muerte o, en todo caso, el rechazo de quien podrían ofrecerles hospitalidad y ayuda", criticó.

Además, el Papa pidió "que la imagen del hombre nuevo, que resplandece en el rostro de Cristo, fomente la convivencia entre israelíes y palestinos en Tierra Santa, así como la disponibilidad paciente y el compromiso cotidiano de trabajar en la construcción de los cimientos de una paz justa y duradera a través de negociaciones directas y sinceras".

"Que el Señor de la vida acompañe los esfuerzos para alcanzar una solución definitiva de la guerra en ucrania, inspirando y apoyando también las iniciativas de ayuda humanitaria, incluida la de liberar a las personas detenidas", fue otro de los pedidos de Francisco.

En otro pasaje de su bendición, reiteró su "cercanía a las víctimas del terrorismo, esa forma ciega y brutal de violencia que no cesa de derramar sangre inocente en diferentes partes del mundo, como ha ocurrido en los recientes atentados en Bélgica, Turquía, Nigeria, Chad, Camerún y Costa de Marfil".

"Que el mensaje de vida, proclamado por el ángel junto a la piedra removida del sepulcro, aleje la dureza de nuestro corazón y promueva un intercambio fecundo entre pueblos y culturas en las zonas de la cuenca del Mediterráneo y de Medio Oriente, en particular en Irak, Yemen y Libia", concluyó en su pedido de paz mundial.

¿Qué opinás sobre esto?