Mundo · Martes, 1 de Marzo de 2016

Hillary y Trump arrasaron en el "Supermartes" de las primarias de los EE.UU.

Las elecciones abiertas de los dos partidos más importantes de Norteamérica se celebraron ayer en 13 estados, en lo que ya se conoce como "Supermartes". Los candidatos presidenciales favoritos siguen siendo Hillary Clinton y Donald Trump y ayer afianzaron sus triunfos.

Todos los candidatos que participan del

Ayer se celebraron las elecciones internas de demócratas y republicanos en 13 estados. Además de Vermont, se vota en Alabama, Alaska (solo republicanos), Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas y Virginia, y el archipiélago de Samoa Americana (sólo demócratas). El multimillonario Donald Trump parte como favorito en las primarias republicanas y la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, en las demócratas.

La también ex primera dama arrasó en casi todos los estados que votaron ayer, con la excepción de Vermont, donde, según las encuestas, se impuso Sanders.

En las primarias republicanas, Trump ganaría en casi todos los estados con la excepción de Texas, donde ganaría el ultraconservador Ted Cruz, que es senador de ese estado. Tampoco logró ganar en Minessotta y Alasaka.

Hasta ahora, Trump logró tres victorias consecutivas en las elecciones internas del Partido Republicano en New Hamphsire, Nevada y Carolina del Sur. Cruz, por su parte, ganó los caucus (asambleas electivas) de Iowa. Clinton también ganó en tres ocasiones: en Carolina del Sur, Iowa y Nevada, en tanto que Sanders ganó en New Hampshire.

Esta contundente victoria en el "Supermartes" allana el terreno para Trump y Clinton hacia la nominación de sus respectivos partidos.

Del lado republicano, están en juego 595 delegados en 11 estados de los 2.472 delegados que habrá en julio en la Convención Nacional Republicana y ayer se disputaron casi la mitad del número de delegados necesario para asegurarse la nominación republicana.

Del lado demócrata, Clinton y Sanders luchan por 865 delegados de los 4.763 que habrá en julio en la convención de ese partido y estuvieron en juego alrededor de un tercio del número necesario de delegados para ganar la nominación del Partido Demócrata.

Además, para los demócratas habrá 150 "superdelegados" adicionales en juego. Los superdelegados son miembros del partido que son capaces de decidir por sí mismos a quién apoyan en la convención y que no están obligados a votar por quien salió elegido en las primarias de su estado.

En julio, ambos partidos celebrarán convenciones nacionales, en las que los delegados elegirán formalmente a los candidados presidenciales que competirán en noviembre en las urnas.

 

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?