Emprendimientos · Sabado, 24 de Agosto de 2013

Un tratamiento logra vida más larga para las frutillas

El Centro INTI de Mar del Plata desarrolló un ensayo con el quitosano, un elemento que permite la conservación prolongada de esa fruta, además de tener un efecto antimicrobiano, antiviral y antifúngico, lo que mejoraría su comercialización.

Los investigadores utilizaron el quitosano para retardar el deterioro en los frutos

Los investigadores del Centro INTI de Mar del Plata consiguieron prolongar la vida útil de las frutillas, mediante la utilización del quitosano, un biopolímero no tóxico, biocompatible y que se degrada naturalmente.

Los ensayos determinaron que ese elemento, además de sus propiedades como conservante natural, puede ser antimicrobiano, antiviral y antifúngico.

El quitosano se obtiene mediante el tratamiento del residuo del procesado de langostinos, y puede ser aplicado por inmersión o pulverización, tras lo que se produce una disminución en la degradación de la vitamina C, mayor retención de la humedad y disminución en el concentrado de hongos.

Al disminuir el deterioro de los frutos de una manera no tóxica para el consumidor ni para el medio ambiente, el producto facilitaría la comercialización de las frutillas. Según se informó, próximamente se harán pruebas esotros vegetales.

 

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?