Emprendimientos · Domingo, 3 de Febrero de 2013

Identificaron un sistema que ayudaría a desarrollar nuevos antibióticos

Un consorcio internacional en el que participa un investigador del CONICET descubrió que al inhibir un proceso a través del cual las bacterias sintetizan lípidos, se pondría fin a su ciclo de vida, lo que se logra al producir mutaciones en una proteína.

El descubrimiento serviría para combatir la resistencia desarrollada par las bacterias

“Los lípidos son esenciales para las bacterias, y si se bloquea su síntesis esa célula muere porque se detiene la biogénesis de la membrana”, explicó Diego de Mendoza, investigador del CONICET en el Instituto Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR) e integrante del consorcio internacional que llevó a cabo el estudio.

Los resultados de la investigación demostraron que la proteína FapR se encarga de mediar el proceso. Al detectar la necesidad de sintetizar más lípidos, la bacteria activa los genes necesarios para las enzimas y moléculas que intervienen en el mecanismo, que es bloqueado cuando la proteína ase une al ADN.

“FapR es un inhibidor de la síntesis de lípidos, que se separa del ADN cuando la célula detecta que caen los niveles de lípidos para comenzar a producirlos”, afirmó De Mendoza. Según contó, el equipo de científicos logró introducir mutaciones en esa proteína, con lo que impidió la síntesis de lípidos y puso fin a la vida de la bacteria.

Los agentes patógenos utilizados en el estudio fueron Staphylococcus aureus, que pueden causar lesiones cutáneas, endocarditis, neumonía, osteomielitis o sepsis. Este tipo de microorganismos desarrolló resistencia a los antibióticos tradicionales, por lo que son los ideales para estos trabajos.

De Mendoza se entusiasmó: “Con toda esta información y la experiencia acumulada en relación a FapR podemos comenzar a buscar un fármaco que actúe a este nivel”.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?