Emprendimientos Licitación Lunes, 15 de Octubre de 2012

Licitación

Bajarán los costos de internet en Santa Fe

En los próximos 60 días, la empresa del estado nacional Arsat (Empresa Argentina de Soluciones Satelitales) lanzará la licitación para tender 2287,4 kilómetros de fibra óptica en la provincia de Santa Fe, con un plazo de ejecución de 20 meses.

Arsat busca abaratar costos a través de un tendido de fibra óptica.

De esta manera, las cooperativas telefónicas y empresas de cable de todo el territorio provincial podrán acceder a conectividad con un precio mucho más accesible del que ofrecen las grandes firmas de telecomunicaciones que operan en el país.

Para Alfredo Di Pato, secretario de organización de Sitratel y miembro de Fatel (Federación Argentina de Telecomunicaciones), que sigue de cerca el proceso, la creación de Arsat significa "una refundación de la República".

El sindicalista subrayó la buena predisposición del gobierno provincial con la empresa de la Nación. "No podemos mensurar el impacto regional del proyecto de Arsat, porque significa vincular a todas las regiones del país con la misma calidad de acceso, a un costo muy inferior que el actual, y eso mejorará además la ecuación económica de las cooperativas de todo el país, con mejores condiciones de trabajo para nuestros afiliados", explicó Di Pato.

En la provincia de Santa Fe, la apuesta nacional a la conectividad tiene una importante base de sustentación vinculada con el desarrollo de pymes y cooperativas. "En Santa Fe se radican 70 de las 350 cooperativas de todo el país", apuntó Di Pato.

Está pendiente la decisión de la presidenta de la Nación sobre si Arsat será una mayorista, que sólo brindará conectividad o también jugará en el mercado de celulares, asociándose con pymes y cooperativas. Di Pato confía en que Cristina Fernández de Kirchner, decida lanzar a Arsat como operadora. "El proyecto más ambicioso es que pueda ser también prestadora", apuntó Di Pato, quien subrayó que "de esa manera, el estado nacional entraría a disputar la renta telefónica. Será menos dinero que se va del país".

"Lo importante es que las pymes y cooperativas tendrán la posibilidad de ser actores y al abaratar sus costos, podrían mejorar el servicio", indicó Di Pato.

De hecho, hoy estas pequeñas operadoras pagan en la región alrededor de 300 dólares el mega de acceso a banda ancha. Con la presencia de Arsat, una vez que se haga el tendido de fibra óptica, ese precio bajará de manera considerable.

¿Qué opinás sobre esto?