Economía Inclusión Viernes, 1 de Junio de 2018

Jujuy integra a comunidades originarias en la explotación del litio

El Gobierno de esa provincia creó la Secretaría de Pueblos Indígenas con la finalidad de que participen activamente cada vez que se propone un proyecto minero o hidrocarburífero. El litio, de gran concentración en la zona, no es ajeno a esta decisión estatal.

Viernes, 1 de Junio de 2018

La provincia de Jujuy concentra buena parte de su actividad económica en la minería y la industria hidrocarburífera. Desde el 2015, la provincia trabaja en la integración con las comunidades originarias cada vez que surgen proyectos de esos ámbitos productivos

El gobernador Gerardo Morales creó la Secretaría de Pueblos Indígenas, encabezada por Natalia Sarapura. Antes de emplazar cualquier proyecto de explotación minera, las comunidades son consultadas e informadas. "Es voluntad del Estado provincial respetar y garantizar el derecho de consulta y consentimiento de las comunidades ", afirmó la funcionaria, haciendo referencia al Consentimiento Libre, Previo e Informado (CLPI), un derecho reconocido en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. 


De esta manera, los pueblos originarios pueden dar o negar su consentimiento a un proyecto que les afecte a ellos o sus territorios. Una vez que hayan dado su consentimiento, pueden retirarlo en cualquier etapa del proceso. El CLPI también les permite negociar las condiciones bajo las cuales se diseñan, implementan, supervisan y evalúan los proyectos.

Además de los acuerdos de desarrollo de la minería, también se firman convenios para que las comunidades actúen como prestadoras de servicios.

En Jujuy se encuentra la tercera zona de concentración de litio en el mundo. Hace algunos días, el gobernador anunció que el metal comenzará a cotizar en la Bolsa de Londres. Se trata de un negocio en alza, que promete ingresos al Estado por miles de millones de pesos en los próximos años. Utilizado para fabricar baterías, asoma como uno de los elementos para reemplazar a los combustibles fósiles, en un mundo que se vuelca cada vez más a las energías renovables y a los automóviles eléctricos.


El secretario de Minería e Hidrocarburos de la provincia, Miguel Soler, aseveró que actualmente la explotación de litio genera "más de 400 puestos de trabajo, de los cuales más de 200 son de comunidades".

Asimismo, remarcó que Sales de Jujuy, la empresa que opera en el Salar de Olaroz hace cuatro años, forma y capacita a empresas locales. "Hay más de 10 empresas contratistas que son de la propia comunidad de Olaroz Chico que en este momento tienen una recaudación que duplica o triplica lo que paga en regalías la empresa minera", añadió.

Además, el funcionario aseguró que el litio atrae la mirada de los inversores extranjeros. "En los últimos dos años han circulado por Jujuy más de 10 países distintos, como China, Corea, Japón, Alemania, Holanda, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Australia, Chile. Actualmente tenemos trabajando en la provincia empresas canadienses, australianas, estadounidenses", indicó. También, señaló que "se ha firmado un acuerdo con una empresa italiana para instalar en Jujuy una fábrica de células de batería", y que recientemente se aprobó la mina Exar.


Soler aseguró que si bien "si bien siempre que el ser humano realiza alguna actividad, esta afecta el entorno pero, en el caso del litio "son impactos ambientales mínimos que son remediables, mitigables y hasta reversibles".

Otro caso de integración de las comunidades originarias se da en el parque solar que se desarrolla en Jujuy. La comunidad que habita en la zona es socia económica del proyecto. La secretaria de Pueblos Indígenas detalló que hay más de 20 cooperativas en toda la zona de influencia del parque solar. Brindan servicios generales, de transporte, de seguridad, de alimentación, entre otros.

Seguí leyendo en Economía