Economía Administración fraudulenta Viernes, 11 de Mayo de 2018

La Justicia dispuso la quiebra de Oil Combustibles

El juez dio por fracasado el proceso de salvataje de la firma de los detenidos Cristóbal López y Fabián De Souza, y determinó la quiebra. Además, garantizó la “continuación de la explotación por 30 días para evitar riesgos ambientales y garantizar fuentes de trabajo”.

Viernes, 11 de Mayo de 2018

La justicia comercial dispuso la quiebra de la petrolera Oil Combustibles, la mayor empresa del Grupo Indalo, propiedad de los detenidos Cristóbal López y Fabián de Sousa, en una causa por administración fraudulenta

La resolución fue adoptada por el juez Javier Cosentino tras la visita a la planta de la petrolera en la localidad santafesina de San Lorenzo, donde le anticipó a los trabajadores que dictaría la quiebra “con continuidad productiva”.


En los fundamentos de la resolución, el magistrado dio por fracasado el “proceso de salvataje” de la compañía y destacó el “esfuerzo fáctico y jurídico destinado a evitar semejante desenlace”.

Cosentino dispuso iniciar el proceso de salvataje de la empresa a principios de abril para “permitir la reorganización de la empresa sin liquidación, manteniéndola en actividad en el mercado”.

En rigor, la posibilidad de quiebra se comenzó a vislumbrar a fines de marzo, cuando los representantes legales de la AFIP rechazaron la posibilidad de otorgar una moratoria a la deuda de 8 mil millones de pesos derivada de no haber tributado el Impuesto a las Transferencias de Combustibles (ITC).


En lo práctico, el fallo firmado por Cosentino garantiza la “continuación de la explotación de la empresa por 30 días para evitar riesgos ambientales y garantizar fuentes de trabajo”.

Además, según señaló el secretario legal del sindicato de Petroleros Unidos de la localidad de San Lorenzo, Héctor Brizuela, el magistrado les aseguró que hay “tres firmas interesadas” en hacerse cargo de la compañía, y que estaba “garantizado el pago de los haberes de mayo y eventuales indemnizaciones”.