Economía Comercio exterior Lunes, 19 de Marzo de 2018

EEUU abre una puerta a la importación de acero y aluminio argentino

El secretario del Tesoro norteamericano se comprometió con Dujovne a llevar el pedido nacional a la Casa Blanca. Por su parte, la secretaría de Comercio de aquél país dispuso de un plazo de 90 días para que las empresas presenten su solicitud de exención del pago de aranceles.

Lunes, 19 de Marzo de 2018

Estados Unidos abrió un plazo de 90 días para que las empresas exportadoras hacia ese mercado presenten su solicitud de exención para los aranceles de 25% al acero y 10% al aluminio

“El procedimiento permitirá que la Administración afine los aranceles para asegurar que protejan la seguridad nacional a la vez que minimizan el impacto indebido sobre las industrias estadounidenses”, afirmó el secretario de Comercio de ese país, Wilbur Ross.


La medida que Donald Trump dispuso a comienzos de marzo generó el rechazo de varios países ante el temor de que desencadene una guerra comercial, lo que llevó a la renuncia del principal asesor económico de la Casa Blanca, Gary Cohn, también en desacuerdo.

La Unión Europea (UE) criticó las medidas proteccionistas de Estados Unidos, al que advirtió que podría aplicar decisiones similares a productos estadounidenses como respuesta a los aranceles al acero y el aluminio. Pero Trump, fiel a su estilo, contraatacó con amenazas de ampliar barreras aduaneras a otros productos europeos.

¿Y Argentina?

Una vez conocida la disposición del gobierno estadounidense, el secretario de Comercio Miguel Braun hizo gestiones en Washington para que Argentina sea exceptuada del pago de aranceles al acero y el aluminio.

“Pudieron escuchar nuestros argumentos y ver la buena fe con la que estamos presentando nuestro caso”, afirmó tras el encuentro.

Asimismo, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne mantuvo una reunión con el secretario del Tesoro norteamericano, Steve Mnuchin, en el marco de la assamblea de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del Grupo de los 20 que sesiona en el Centro de Exposiciones porteño.


Ambos funcionarios hicieron referencia a las “buenas relaciones” económicas y comerciales bilaterales, así como también en el terreno político.

Dujovne recordó a Mnuchin que la incidencia del acero y el aluminio argentinos son ínfimas en el mercado estadounidense: los envíos argentinos representan, en forma respectiva, apenas 0,6 y 2,3% del total importado por ese país de esos productos. El funcionario estadounidense se comprometió a transmitir el pedido.

Seguí leyendo en Economía