Economía Medidas Martes, 26 de Diciembre de 2017

El BCRA mantuvo alta la tasa de interés referencial

Para 7 días se sostiene el 28,75 por ciento en los indicadores de rentabilidad. Se especulaba que podía descender, pero la entidad financiera mantuvo los niveles a raíz de la variabilidad hacia arriba del dólar.

El Banco Central (BCRA) mantuvo en 28,75% la referencial tasa de Política Monetaria, al considerar que el actual nivel se justifica para minimizar el impacto de los aumentos de precios regulados que se están produciendo con el objetivo de continuar la baja inflacionaria.

En las expectativas de los operadores de la city se aguardaba una decisión de baja de las actuales tasas, con el justificativo de tratar de ejercer presión sobre los precios para contener la inflación, aunque la variabilidad hacia arriba del dólar, que sigue en aumento, hizo que la autoridad monetaria mantenga los niveles de tasas.

En un comunicado, la entidad sostuvo que espera “que la tendencia favorable de la inflación núcleo se consolide, de manera de converger al objetivo de inflación de 10% ± 2% para 2018”, mientras que el corriente año -según proyecciones privadas- cerrará en torno al 24%, siete puntos porcentuales por encima del techo fijado en las metas previstas para el corriente año.


Federico Sturzenegger, titular del BCRA

La decisión de mantener la tasa de referencia en 28,75% rescata la evolución que registró en los meses previos la inflación núcleo, un índice que excluye las variaciones que pueden existir en los precios regulados y los productos estacionales.

En la toma de posición influyeron los datos de las últimas dos semanas sobre la inflación de noviembre del Sistema de Precios Mayoristas y el Costo de la Construcción. “La evolución de la inflación núcleo ha resultado favorable en los últimos meses, quebrando el nivel de persistencia observado hasta el tercer trimestre”, precisó el Banco Central.

La evolución de la tasa

A comienzos de 2017, la tasa de Política Monetaria se fijó en el 24,75%, cuatro puntos porcentuales por debajo de la actual, en un primer trimestre durante el cual el BCRA deslizó el costo del dinero a la baja, una iniciativa que derivó en una aceleración inflacionaria y una consiguiente fuerte suba de tasas en el período siguiente.

Así, en abril, el ente monetario decidió incrementar en 150 puntos básicos su tasa de Política Monetaria, que de esta forma pasó del 24,75% al 26,25%, en una clara señal de endurecimiento con el objetivo prioritario de lograr reducir la inflación.

En el último trimestre del año, decidió mantener elevada la tasa de referencia, la cual cierra la última semana en su pico anual del 28,75% fijado en noviembre pasado.

    Seguí leyendo en Economía