Cultura Arte Domingo, 2 de Agosto de 2015

La artista Paula Rivero presenta "Sólido Etéreo": una muestra liberadora

En el Espacio de Arte del Banco Ciudad, la artista plástica exhibirá 47 obras, realizadas en diferentes soportes y atravesadas por la figura de la mujer. Paula Rivero dialigó con Diario Inédito sobre su nueva muestra y el proceso de transformación de su arte.

Domingo, 2 de Agosto de 2015

La artista plástica Paula Rivero presenta "Sólido Etéreo", una muestra de creaciones propias en las que combina técnicas, materiales, texturas y colores, para expresar un proceso de transformación que muta de un estado de opresión a una paulatina liberación.

En el Espacio de Arte del Banco Ciudad, podrán apreciarse numerosas obras atravesadas por la originalidad del arte contemporáneo y transmisoras de fuertes significaciones culturales que tienen en su centro la figura de la mujer.

La inauguración de la muestra será el 6 de agosto a las 18, y el viernes 21 de agosto, a la misma hora, la artista brindará una charla abierta al público.

Diario Inédito: ¿Con qué se encontrarán quienes asistan a la exposición "Sólido Etéreo"?

Paula Rivero: En la muestra presento 47 obras propias, de las cuales la mitad son pinturas de acrílico sobre lienzo y una serie de dibujos en birome sobre lienzo que son de gran formato -tienen un tamaño de 1,80 a 2 metros-, aunque también habrá algunos pequeños. Además, muestro varias acuarelas y esculturas en acero, en papel y resina.

D.I: ¿Cuál es el eje que atraviesa las obras que forman parte de la muestra?

P.R: El concepto de la muestra tiene que ver con las sutilezas de lo que es un pasaje de lo sólido a lo etéreo, entonces se va a poder apreciar esa solidez con la delicadeza de algo que se va perdiendo y volviéndose etéreo.

Todas las obras que presento son parte de una serie que vengo trabajando  hace años, que tiene que ver con la liberación de la mujer, con liberarse de ataduras, de preconceptos que están vinculados con la sociedad, la cultura y la familia. Estas obras tienen dentro el mensaje de ir rompiendo esos nudos y poder sacar alas para ir en un camino sin tanto peso, más etéreo.

D.I: ¿Cómo fue tu formación como artista plástica y cómo has ido transitando este modo de hacer arte?

P.R: Comencé con el arte hace 28 años. Cuando era chica descubrí que me fascinaba todo esto de crear y mezclar colores, y desde ese momento me fui perfeccionando tomando clases. Cuando era chiquita viví un tiempo en Uruguay, que fue donde empecé a descubrir el arte con más fuerza, después me fui a vivir a México y empecé a estudiar con un maestro mexicano muy importante que me enseñó la mayoría de las técnicas de pintura y dibujo. Al mismo tiempo, estudié la carrera de diseño gráfico en la Universidad Iberoamericana de México. A los 22 años, volví a Argentina e hice la carrera de Bellas Artes, y me recibí de Profesora Nacional de Pintura. Desde entonces, me dedicó de lleno al arte y a dar clases en un taller propio.

La temática de mi obra va tomando un giro, es un proceso que empezó desde algo más estructurado y se fue convirtiendo. En una etapa fueron exposiciones de corsets, donde hablaba de lo que es la opresión de la mujer y utilizaba la prenda como un ícono que lo representa. Después estos corsets empezaron a querer romper esos nudos y comenzaron a sacar alas. La obra fue tomando un giro: lo que era pintura tuve la necesidad de pasarlo a la escultura, al dibujo, la acuarela, la cerámica, las esculturas en papel, el acero. Estoy en un momento de mi arte donde lo que manda es el arte en sí y no tanto si es pintura o grabado o acuarela, sino que existe un concepto que me va llevando por diferentes rincones.

Hoy mi obra entro más en lo etéreo, donde ya las alas de los corsets salieron y todo empieza a entrar en sutilezas que se desprenden de lo sólido.

D.I: Dentro de la diversidad de soportes en los que te desenvolves, ¿cómo elegís el material de tus obras?

P.R: Sí, en el mismo proceso creativo, mientras estoy trabajando en una obra se me aparece el material en el que tengo que seguirlo trabajando, a veces voy a la acuarela por un tiempo, después necesito el acero, paso al bastidor con pintura, a la lapicera sobre un lienzo. El mismo proceso creativo me va llevando por distintos rincones de los materiales, las materias, los soportes y las técnicas.

La muestra puede visitarse de lunes a domingo, del 6 al 31 de agosto, de 10 a 18, con entrada libre y gratuita, en Esmeralda 660, de la Ciudad de Buenos Aires.

 

    Seguí leyendo en Cultura