Cultura Muestra Domingo, 31 de Mayo de 2015

El Museo de la Ciudad exhibe “Lo último en tecnología 1900-1930"

La muestra, que puede visitarse hasta el 16 de agosto, contiene artefactos, artículos y dispositivos que revolucionaron la cotidianeidad de las casas porteñas de la clase media.

Uno de los calentadores de pies que se puede apreciar en la exhibición.

El Museo de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en Alsina 412, realiza hasta el 16 de agosto una muestra de más de 100 objetos que entre 1900 y 1930 cambiaron la cotidianeidad de los hogares argentinos.

Agrupados por su funcionalidad, se exhiben artefactos, artículos y dispositivos, representativos de principios del siglo XX, atractivos por la simplicidad de su funcionamiento y la belleza de sus formas.

"Ahora a todos nos encantan estos elementos porque no los tenemos que utilizar a diario", dijo el director del museo Ricardo Pinal, en relación a la muestra. "Si bien los materiales son muy nobles, todo es madera, cerámica, metales, son cosas muy pesadas", agregó.

En la línea de artefactos se exponen ventiladores, calienta pies, calefactores de ambiente y calefones de distintas características, además de dispositivos utilizados para calentar agua corriente.

Los medios de comunicación de la época están representados por algunos de los teléfonos característicos de esos años, como el clásico modelo “Candlestick” de llamada a manivela, y por radios y reproductores.

La muestra se completa con elementos utilizados para la limpieza, el planchado y la iluminación, conformando un conjunto sumamente ilustrativo de la cotidianeidad de una época.

"Todas estas máquinas, por más que fuesen elementos de trabajo y pesadas, tienen una calidad de diseño y decorativo porque eran importantes. En las casas, se ubicaban en lugares importantes", explicó Pinal.

A su vez, señaló que este recorrido no se trata sólo de un viaje al pasado para sorprenderse y comparar, sino también subrayar que cien años después "hay gente que vive en situación anterior al 1900, que todavía cocina con fuego o gas muy elemental".

Seguí leyendo en Cultura