Cultura Botánico Domingo, 31 de Mayo de 2015

Botánico

Proyecto BIO: El arte de concientizar sobre la naturaleza

El 6 de junio se inaugurará en el Jardín Botánico Carlos Thays la muestra del artista Gonzalo Álvarez, quien expondrá sus obras de arte abstracto y brindará talleres interactivos, destinados a grupos escolares, con el fin de generar conciencia hacia los cuidados del medio ambiente.

Los talleres están programados para martes y viernes a las 10.30 y 14.

Proyecto BIO es una muestra itinerante del artista Gonzalo Álvarez, que estará en el Jardín Botánico de la Cudad de Buenos Aires con sus obras de arte abstracto y talleres interactivos, destinados a grupos escolares de niños y adolescentes.

Escuchá la entrevista:

 

La propuesta, que lleva más de 15 años en acción, invita a los espectadores a correrse de su lugar tradicional para transportarse a escenarios naturales que se asoman entre formas, líneas y vivos colores. De esta manera, el arte funciona como un disparador desde el cual generar conciencia respecto del uso de los recursos, la diversidad de especies y la necesidad de cuidar el mundo en que vivimos.

Conocer para maravillarse, tomar conciencia para revalorizar el medio ambiente y crear para comunicar, son tres pilares que estructuran las obras y la acción del artista, que pincela animales autóctonos, parques nacionales, glaciares, selvas, entre otras postales de la naturaleza viva.

Si no difundo la necesidad de cuidar lo que existe va  a llegar un momento que no lo vamos a tener. La intención es transmitir que tenemos la posibilidad y las herramientas para comprometernos, para realizar una autoreflexión de nuestros descuidos con el mundo y, en definitiva, con nosotros mismos” contó Gonzalo, en diálogo con Diario Inédito.

Ecologista, educador y viajero, el artista se define pintor desde los seis años, cuando comenzó a encontrar los superpoderes del arte al intercambiar en la feria de Moreno sus dibujos por regalos de los puesteros que sembraron en él la confianza en sus manos.

Inspirado en Modigliani, Modirian, Kandinski y Klee, entre otros referentes del arte, cada una de sus pinturas es una alerta viva, “un proceso, un trabajo, una paleta de colores y una intención”.

“Todo tiene un por qué, no está nada al azar, la obra tiene equilibrio después de mucho tiempo. Para mí el arte vomitado no existe, aprovechar la energía significa muchas cosas y trato de crear esa conciencia de valorar y tener una decisión de conducción, para dejar un legado”, aseguró Gonzalo; y ejemplificó su juego a través de los colores con su obra “Estamos a tiempo”, en la que desplegó tonos secos y apagados, pero colocó una manchita verde como punto de fuga y llamado de atención.

Proyecto BIO es una muestra itinerante que recorre espacios verdes y culturales, brindando talleres lúdicos y educativos para grupos escolares de chicos y adolescentes, con la propuesta de lograr un mayor acercamiento a contenidos ambientales, a veces vistos en el currículo escolar.

El artista explicó que utiliza lo abstracto porque este arte permite jugar, imaginar y ver otras cosas. Cuando los chicos llegan Gonzalo se presenta y empieza a preguntarles qué ven en la obra, y ellos “comienzan a liberarse, divertirse, tirar ideas, ver cosas diferentes, entonces lo grandioso es que hay una ida y vuelta, cada obra responde a determinados temas que los chicos empiezan a hilar por sí solos”.

Hoy en la educación está todo tan facilitado que el niño no se anima a explorar, y este es un detalle que está metido dentro de este desafío como profesional en el arte de ayudarlos a interactuar de otra forma”, explicó el artista en referencia a la iniciativa que ya compartió con más de 17 mil chicos, desde que comenzó en 2000.

Que los niños tengan un espacio para expresarse y tomen confianza de su capacidad de crear son otros de los objetivos que guían el espacio del taller, por eso, luego de la charla, acompañados por cuentos en off inspirados en las obras de arte, cada uno de los chicos hace un trabajo práctico y devuelve a Gonzalo lo que aprendieron a través de dibujos o historias.

Si algunos de los chicos al regresar a su casa cierra la canilla, apaga la luz, juega con los animales sin lastimarlos o se convierte en artista, el fin último de Proyecto Bio está cumplido. “Te puedo asegurar que los chicos después de esta experiencia van a una plaza a divertirse, a jugar, pero no a romper los árboles. Yo creo que el adulto tiene que ser referente y muy respetuoso para ayudar a que los niños valoren, cuiden y disfruten”, aseguró Gonzalo.

´El arte sirve para comunicar´, le dijo su profesor de arte a los siete años al artista y esa frase se convirtió en su lema: “Siento que el arte me salvo y yo tengo esta posta de crear conciencia y ayudar a que los demás se encuentren, se reencuentren, valoren, se diviertan, conserven, viajen”.

"Ser artista significa muchas cosas, como en la época del Renacimiento donde se respetaban todas las emociones del artista, aun sigo esperando al mecenas, solo hago obras por encargo, estas obras son de los chicos", concluyó al expresar su hacer.

La muestra de Gonzalo Álvarez en el jardín Botánico de la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en Av. Santa Fe 3961, se inaugurará el sábado 6 de junio, de 12 a 14.

Durante todo el mes, el artista brindará dos talleres diarios de martes a vieres a las 10.30 y a las 14. Para participar de los talleres gratuitos, destinados a grupos de hasta 50 alumnos, las escuelas deben enviar un mail a: info@proyectobio.com.ar, para coordinar el día y horario de la actividad.

 

 

¿Qué opinás sobre esto?