Cultura Histórico Martes, 19 de Mayo de 2015

Descubren el único retrato realizado en vida de Shakespeare que revela su verdadera apariencia

Se trata de un grabado que se encuentra en un libro de botánica inglesa. “Es un retrato de Shakespeare a la edad de 38 años, vestido con ropas de poeta. Así es como era realmente, por fin existe una prueba de cuál era su aspecto”, dijo el historiador responsable del descubrimiento.

El retrato del dramaturgo a los 38 años.

Martes, 19 de Mayo de 2015

El único retrato realizado en vida del dramaturgo inglés William Shakespeare (1564-1616) fue descubierto por el historiador británico Mark Griffiths y difundido este lunes por la revista “Country Life”.

En el grabado, que se encontraba en un volumen de botánica del siglo XVI, el poeta aparece con barba, pelo enrulado, vestido con una toga romana y una corona de laureles. En sus manos sostiene una planta y una mazorca de maíz.

Este retrato revela la verdadera apariencia de Shakespeare, que había sido hasta ahora uno de los misterios de la literatura, ya que las imágenes que se conocían del dramaturgo habían sido realizadas después de su muerte. 

“Es un retrato de Shakespeare a la edad de 38 años, vestido con ropas de poeta. Así es como era realmente, por fin existe una prueba de cuál era su aspecto”, afirmó el historiador.

Griffiths explicó que trabajaba en una biografía del botánico británico John Gerard (1545-1612), que comenzó en 2010 después de haber estudiado durante años su obra, cuando reparó en un grabado que aparecía en uno de sus libros.

Si bien al principio fue incapaz de identificar el retrato, el experto interpretó un código de la época de la dinastía de los reyes Tudor, que le llevó a la conclusión de que la imagen representaba a William Shakespeare.

“Al principio, me resultó difícil creer que alguien tan famoso, tan universalmente conocido como Shakespeare, pudiera haber pasado desapercibido en aquella hoja durante tanto tiempo”, señaló.

Por su parte, el director de "Country Life", Mark Hedges, declaró que la identificación del retrato es el “descubrimiento literario del siglo”, y reconoció que trabajaron durante meses para confirmar su autenticidad.

 

    Seguí leyendo en Cultura