Cultura · Jueves, 23 de Abril de 2015

Hallaron en librería de Recoleta un libro de 1748 que fue robado en Italia: lo vendían a U$S 3500

Se trata de una obra sobre la historia y restauración de la cúpula del templo del Vaticano, que forma parte de un lote de libros antiguos valuados en medio millón de euros, sustraídos el año pasado de una biblioteca privada en Roma.

La portada del libro de Poleni Giovanni.

Un libro que data de 1748 sobre la historia y restauración de la cúpula del templo del Vaticano fue hallado en una librería de Recoleta, donde era vendido a 3.500 dólares, tras haber sido robado de una biblioteca privada en Roma en octubre del año pasado.

La obra, editada en Padua, se titula “Memorie istoriche della gran cupola del Tempio Vaticano, e de‘ danni di essa, e de‘ restoramenti loro – stamperia del Seminario” y es del autor italiano Poleni Giovanni.

El ejemplar es parte de un lote de 120 volúmenes antiguos valuados en medio millón de euros que fueron robados en Roma. Se ofrecía a la venta en Internet, en una librería ubicada en Junín al 1.200.

Las autoridades policiales italianas cursaron un pedido de cooperación a la Sección Investigación de Delitos Culturales - División Protección del Patrimonio Cultural de la INTERPOL de la Policía Federal Argentina, que a su vez le dio intervención a la fiscalía especial contra el lavado de activos (PROCELAC).

El juez penal Pablo Ormaechea ordenó el allanamiento en la librería de Recoleta y puso el libro antiguo en custodia de Interpol “hasta tanto las autoridades judiciales italianas soliciten su restitución por las vías formales, es decir, mediante rogatoria internacional”.

El juez Ormaechea se declaró “incompetente” tras recuperar el libro, y la causa tramitará ahora ante la Justicia en lo Penal Económico, ya que se investiga el presunto delito de “contrabando de bienes culturales”.

Causalmente este jueves se celebra el “Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor”, pues coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en la misma fecha en el año 1616.

La Unión Internacional de Editores propuso esta fecha a la Unesco, con el objetivo de fomentar la cultura y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor. La Conferencia General de la Unesco la aprobó en París el 15 de noviembre de 1995.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?