Cultura · Martes, 31 de Marzo de 2015

El Gobierno prepara un Netflix “nacional y popular” junto al Incaa y Arsat

Se trata de una plataforma para ver videos en línea con un arancel mensual, donde se difundirán películas nacionales y “contenido audiovisual producido por el Estado Nacional”. El director de cine Juan José Campanella había anunciado que trabajaba en algo similar. ¿Le robaron la idea?

La plataforma sería similar a la ya existente CDA.

El Gobierno prepara el lanzamiento de una plataforma online para exhibir videos que se convertiría en la versión nacional de Netlix, el servicio de origen estadounidense para ver series y películas en línea mediante el pago de un arancel mensual.

La empresa argentina de soluciones satelitales ArSat y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) ya firmaron un convenio para la creación del primer servicio de Video a Demanda de contenidos, que servirá para “el estreno y la circulación de contenidos nacionales” y la difusión de “el vasto contenido audiovisual producido por el Estado Nacional en sus distintos formatos”.

Según se informó, la nueva plataforma “garantiza el acceso igualitario a la cultura cinematográfica nacional en todo el país” ya que se “pondrá a disposición del público contenidos audiovisuales a valores populares, que será accesible a través de Internet, desde múltiples dispositivos, como televisores, computadoras, tablets, consolas y teléfonos celulares inteligentes”.

Esta especie de Netflix "para todos y todas" estará disponible en todo el país y permitirá ver la cinematografía nacional porque ofrecerá acceso a la base de contenidos del Incaa, pero también pondrá a disposición de sus clientes algunas producciones regionales.

Sin embargo, el servicio será geobloqueado, por lo cual funcionará sólo en la Argentina, aunque es posible que mediante acuerdos futuros se habilite en otros países de la región.

El Incaa estará a cargo de la gestión de derechos de exhibición, el diseño gráfico de la plataforma y la estrategia de comunicación, mientras que ArSAT llevará a cabo el desarrollo y gestión de la plataforma tecnológica, hosting, storage, streaming y la gestión comercial.

Durante el acto de firma del acuerdo, la presidente del Incaa, Lucrecia Cardoso, destacó que la nueva plataforma "nace de la articulación ente los dos organismos", y señaló que "la convergencia digital es un desafío asumido y que desde hace tiempo se viene discutiendo" en el país.

Sobre el proyecto, afirmó que “es un privilegio hacerlo con ArSat”, y remarcó que "es consecuencia de un conjunto de políticas del gobierno nacional que impulsaron la democratización de la comunicación y el acceso a los contenidos de manera federal".

La titular del Incaa precisó que "Argentina Conectada, Conectar Igualdad, y los programas de fomento a la producción audiovisual, son parte de ese conjunto de políticas".

Cardoso destacó que "el 2014 fue un año récord para la producción nacional, con más de 140 películas terminadas, pero también con una cantidad de entradas vendidas, 8 millones, que significó un 18% del total" y le agradeció al Ministerio de Planificación Federal, que conduce Julio De Vido, "por acompañar en la política de fomento y producción audiovisual, pero también por facilitar la compra de derechos de obras de autores nacionales en manos de tenedores extranjeros".

 

¿Le robaron la idea a Campanella?

El director de cine Juan José Campanella, quien preside la Academia de Artes Cinematográficas de la Argentina, había anunciado en marzo del año pasado a través de su cuenta de Twitter: “Trataremos de crear una Netflix latinoamericana. Problemas: tecnológicos, humanos, impositivos. Pero lo haremos”.

Luego, en una entrevista concedida a La Nación, explicó: “Uno de los objetivos es que los directores fijen el precio, sin intervención de la Academia, y que todo el monto vaya a los creadores. Es difícil este modelo de negocio, por lo que también evaluamos un sistema de suscripción al estilo Netflix. Sin embargo, ¿existe una gran audiencia para crear una plataforma de este tipo y bajo esta modalidad?”.

“Por ahora los problemas son muchísimos, porque para abrir algo como Netflix se requiere un caudal de inversión gigantesco que no tenemos y de películas con una atracción que tampoco tenemos, pero lo queremos hacer”, aseguró Campanella, a quien aparentemente le ganaron de mano.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?