Cultura Trigésimo Aniversario Lunes, 9 de Diciembre de 2013

El Coro Kennedy cumple 30 años de vida

El Coro Kennedy cumple 30 años y lo celebró con dos presentaciones en la sala magna de la Usina del Arte de la mano de su director Raúl Fritzsche.

El coro Kennedy cumple 30 años de vida al nacer junto con la democracia en el año 1983. Fue a partir de una propuesta que le hicieran a Raúl Fritzsche los directores de la Universidad John F. Kennedy que formó un coro para cantar el himno y otras canciones en las colaciones de grado.

La formación musical de Fritzsche se vio influenciada por la impronta de sus padres que eran cantantes del Teatro Colóne e incluso por haber cursado sus estudios primarios en una escuela aborigen aportándole un sentir nacional que queda evidenciando en parte de su repertorio con canciones populares como Entra a mi pago sin golpear, Pregones del Altiplano, Cuando tenga la tierra, Las manos de mi madre, entre otras.

Lejos de sentirse identificado con algún modelo que le sirva de guía para la transformación que estaba gestando dentro de un coro, modificó la estructura estática al convertir a los coreutas en una fuente de movimientos coreográficos que empatizan mágicamente con su sentir, dándole al público algo más que sólo escuchar. Lo visual ocupa un lugar importante dentro su espectáculo y logra que la energía del escenario lo trascienda para llegar al público de manera directa emocionándolos.

Confiesa que uno de los objetivos de su vida es motivar a la gente para que cante sin importar la edad y así logra que niños, jóvenes y adultos se ensamblen en este coro donde lo lúdico y lo emocional van de la mano.

A Raúl Fritzsche lo definen fundamentalmente dos aspectos. Por un lado confiesa ser un inquieto intelectual y por otro lado un intuitivo natural. Cada año busca nuevas emociones para transmitir a la gente y si bien incursiona en diferentes géneros dentro de la música latinoamericana, con más de 150 canciones en su repertorio, en la actualidad el pop americano y el rock inglés también están presentes. Michael Jackson; Queen; Los Miserables; o La Bella y la Bestia, Aladin, Rey León para los más pequeños, son interpretadas bajo la consigna de ser cantadas en castellano. Además esa intuición natural le permite sentir si, cuando ensaya un nuevo tema, en el coro se produce la gran química esperada: la emoción. Fórmula que logra en cada presentación.

Es claro y sensible al declararse “un chismoso afectivo”, señala que conoce a cada uno de los integrantes del coro que lo han acompañado a lo largo de estos treinta años y  admite que en la voz de cada uno recibe sus distintos estados de ánimo

Asiente con orgullo que a sus 53 años importa la edad porque no importa para ser papá de Valentino de apenas cuatro meses, que lo enfrenta a un nuevo desafío en su vida. Declara, además, estar feliz por este coro que acaba de cumplir 30 años y que fueran celebrados con dos exitosas presentaciones en la Usina del Arte. Aquellas voces que a lo largo de esos años participaron se unieron a los actuales integrantes formando un coro de más de ciento cuarenta personas generaron uno de los momentos más destacados del espectáculo. Dirigidos por Raúl de manera única, hicieron vibrar de emoción la sala mayor de este auditorio cuando cantaron uno de sus temas más emblemáticos: “Te quiero”, de Benedetti y Alberto Favero, y que un especial bis fuera dedicado a su madre Isabel, ya retirada de la actividad coral.

Y para conocer un poquito más a este líder musical me pidió que hiciera saber  “que cualquiera que necesite del Coro Kennedy un concierto a beneficio pueden comunicarse a www.corokennedy.com.ar o en el facebook, allí nos podrán encontrar” dijo. El coro Kennedy siempre está para dar una mano a los que lo necesitan, porque este es otro de los objetivos en la vida de Raúl Fritzsche y del coro: la solidaridad. Así Margarita Barrientos, la Hermana Marta Pelloni, las Madres del Dolor, enfermos de sida, Hospital de niños, comedores infantiles, o a beneficio de cualquier causa justa, escuchan sus voces.

Parafraseando el himno de Lennon podré decir que Raúl Fritzsche es un soñador, pero no es el único. Muchísimas voces lo siguen sobre el escenario en cada presentación con el claro objetivo cantar y además ayudar a los que más lo necesitan. Felicitaciones Raúl Fritzsche y ¡Muy Felíz Cumple Coro Kennedy!

 

M. Alejandra Venditti

Seguí leyendo en Cultura