Espectáculos Música Miercoles, 26 de Octubre de 2011

La causa de la muerte de Amy Winehouse fue el consumo excesivo de alcohol

Tres meses después del fallecimiento de la cantante, la jueza a cargo de la causa determinó que se trató de “muerte por accidente”, provocada por haber consumido alcohol en exceso: tenía en la sangre cinco veces más que el permitido para conducir.

La jueza de instrucción Suzanne Greenaway, que investiga las circunstancias en que falleció la cantante británica Amy Winehouse, determinó que se trató de “muerte por accidente”, debido a que de los estudios realizados surge que la artista de 27 años tenía un nivel de alcohol en sangre cinco veces mayor al límite permitido para conducir.

El cuerpo sin vida de la autora de “Rehab” fue hallado en su vivienda londinense el 23 de julio pasado y, si bien en la autopsia no se encontraron restos de drogas, sí había alcohol. Es más, en la casa había varias botellas de vodka vacías.  

La médica que la atendía, Christina Romete, confirmó que en los últimos tiempos Winehouse, con un largo historial de adicciones, había vuelto a beber, tras haber pasado un período de abstinencia.

El vocero de la familia de la cantante, Chris Goodman, aseguró: Es un alivio para la familia conocer finalmente lo que le pasó a Amy. La corte supo que estaba luchando mucho por superar sus problemas con el alcohol y es un gran dolor para nosotros que no haya podido ganar”.

Seguí leyendo en Espectáculos