Sociedad Postura religiosa Viernes, 23 de Febrero de 2018

La Iglesia rechazó el aborto legal, pero aceptó el “diálogo sincero”

La Conferencia Episcopal pidió “escuchar tanto a las madres embarazadas que sufrieron una terrible violencia sexual, como así también contemplar el derecho a la existencia de los inocentes que no pueden defenderse”. Propuso una alternativa educativa.

Viernes, 23 de Febrero de 2018

A través de un comunicado, la Conferencia Episcopal Argentina sentó posición respecto al tratamiento parlamentario de la despenalización del aborto. El organismo que preside Oscar Ojea rechazó el proyecto y planteó una alternativa que establezca como prioritaria la educación sexual integral ciudadana. No obstante, la Iglesia se mostró abierta a un “diálogo sincero y profundo”.

Respetuosos de la vida” se tituló la misiva de la entidad que agrupa a los obispos del país, en la cual sostienen que “la vida humana es un don”, y que “esta es una experiencia compartida de muchos hombres y mujeres, sean creyentes o no”.

“Pero a veces en la historia de otras personas no es así, no es algo deseado, esperado, decidido, aunque en ocasiones en los meses siguientes se redescubre la belleza de esa vida que viene en camino. Para otros, la concepción de esa vida no fue fruto de un acto de amor, y hasta pudo haber sido consecuencia de una acción de abuso y violencia hacia la mujer”, admite la Iglesia.

En otro de los párrafos de la misiva, los religiosos sostienen: “Debiéramos escuchar tanto las madres embarazadas que sufrieron una terrible violencia sexual, como así también contemplar el derecho a la existencia de los inocentes que no pueden defenderse”.

Sin embargo, remarca que “la eliminación de la vida humana del que no se puede defender instaura el principio de que los más débiles pueden ser eliminados; acepta que unos pueden decidir la muerte de otros”.

“Hace unos años con la sanción de la Ley ‘Asignación Universal por Hijo’, el Honorable Congreso de la Nación demostró una vez más en su historia republicana un alto grado de sensibilidad humana a favor de la familia y de la vida de los niños y jóvenes más pobres. ¿No se podrá continuar por ese camino legislativo?”, cuestionan.

En ese sentido, considera que “la solución o el camino para abordar estas situaciones es la implementación de políticas públicas que fomenten y capaciten para la decisión libre y responsable de concebir una vida humana”.

    Seguí leyendo en Sociedad