Sociedad Dolor inmenso Viernes, 9 de Febrero de 2018

Sacco: “No tenemos rencores, sólo queremos saber la verdad”

La última pareja de Débora Pérez Volpin agradeció el apoyo de políticos, periodistas y la sociedad en su conjunto. “Estaba enamorado de una mujer maravillosa”, dijo conmovido el también periodista.

Viernes, 9 de Febrero de 2018

Enrique “Quique” Sacco, última pareja de Débora Pérez Volpin, habló por primera vez luego de la dolorosa muerte de la legisladora porteña. Acompañado por los hijos de la mujer, el periodista agradeció el “amor superlativo” de la gente.

“En nombre de toda la familia, fundamentalmente de Agustín y Luli, quería agradecerles inmensamente el afecto, el respeto y la consideración que han tenido. No podemos entender cómo nos ha cambiado la vida de un momento a otro”, relató Sacco, visiblemente conmovido.

“Hemos hecho lo que seguramente Débora hubiese hecho si hubiera tenido que actuar por alguno de nosotros. No tenemos rencores, no tenemos deseos de venganza. Lo único que queremos es saber la verdad”, recalcó.


El hombre no ahorró agradecimientos hacia “los políticos, a los colegas y especialmente a los ciudadanos comunes, sobre todo a esos que los quiero llamar ‘los remolones’, que se vinieron de Florencio Varela, de Lanús o de Gerli. Les queremos agradecer en nombre de Débora”, reflejó.

En cuanto a cómo se sobrepondrán de este duro golpe, Sacco destacó que “somos una familia unida, que tienen un papá que acompaña a los chicos”. “Yo soy un papá postizo, que tiene una mamá que los acompaña, que tendrá una labor importante a partir de la ausencia física de Débora”, manifestó.

Por último, indicó que “a Débora no la vamos a despedir, vamos a celebrar siempre su sonrisa y su hombría de buena persona, que era como quería que la recordáramos”.

“Pero por sobre todas las cosas, yo que soy su compañero de este último tiempo y he estado profundamente enamorado, y lo estoy, es muy difícil entender lo que ha pasado. Les puedo decir con dolor, pero con mucha satisfacción, que estaba enamorado de una mujer maravillosa”, finalizó.

    Seguí leyendo en Sociedad