Mundo Catolicismo Martes, 16 de Enero de 2018

La “vergüenza” del Papa por los abusos de curas a menores

En el primer discurso de su gira por Chile, Francisco admitió “el daño irreparable” provocado por miembros de la Iglesia Católica y prometió trabajar para que “no se vuelva a repetir”. Además, pidió escuchar a los pueblos originarios.

Martes, 16 de Enero de 2018

El Papa Francisco comenzó su gira por Chile en el Palacio de la Moneda, ante la presidenta Michelle Bachelet y el electo Sebastián Piñera y cientos de feligreses que fueron a escucharlo. En uno de los países latinoamericanos donde su imagen positiva es la más baja, el pontífice pidió perdón por los abusos a menores cometidos por curas en esa nación y otros lugares del mundo.

No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia”, planteó el líder religioso. “Me quiero unir a mis hermanos en el episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que no se vuelva a repetir”, remarcó.

De este modo, Francisco hizo frente en su primer discurso en Chile a uno de los puntos más problemáticos de la visita, con las primeras palabras de ese tenor que pronuncia como Papa sobre esos casos en el país trasandino, en medio de manifestaciones de laicos en los días previos, demandando un pedido de perdón de la Iglesia.

El caso Karadima y el rechazo a la Iglesia Católica

En el vecino país, el desgaste de la Iglesia por el escándalo del “caso Karadima” en 2010 es una de las causas por las que la imagen positiva del pontífice sea de 5.3 sobre 10.

El sacerdote de 87 años fue declarado culpable de una serie de abusos primero por la Santa Sede, que lo condenó a “una vida de oración y penitencia”, en un proceso canónico que permitió reabrir la causa civil que estaba paralizada por falta de pruebas. Mientras, la justicia penal lo halló culpable pero no pudo condenarlo por prescripción de los delitos.

El caso Karadima puso a la luz la problemática de los abusos porque entre sus discípulos figura Juan Barros, designado por Francisco en marzo de 2015 obispo de la ciudad de Osorno, donde hasta hoy es rechazado por una parte de la feligresía, que lo acusa de haber encubierto los abusos de su mentor.

Apoyo a los pueblos originarios

Por otra parte, Jorge Bergoglio también tuvo palabras de fuerte apoyo para los pueblos originarios, a horas del almuerzo que compartirá con un grupo de mapuches en Temuco.

Demandó escuchar a aquellos “frecuentemente olvidados y cuyos derechos necesitan ser atendidos y su cultura cuidada, para que no se pierda parte de la identidad y riqueza de esta nación”.

Francisco convocó a una resistencia “ante el avance del paradigma tecnocrático que privilegia la irrupción del poder económico en contra de los ecosistemas naturales y, por lo tanto, del bien común de nuestros pueblos”.

“La sabiduría de los pueblos originarios puede ser un gran aporte. De ellos podemos aprender que no hay verdadero desarrollo en un pueblo que dé la espalda a la tierra y a todo y a todos los que la rodean”, planteó en esa dirección.

“Chile tiene en sus raíces una sabiduría capaz de ayudar a trascender la concepción meramente consumista de la existencia para adquirir una actitud sapiencial frente al futuro”, exhortó, tras citar a la escritora y diplomática Gabriela Mistral.

    Seguí leyendo en Mundo