Política Sigue detenido Jueves, 9 de Noviembre de 2017

Procesaron a Julio De Vido con prisión preventiva y lo embargaron por $250 millones

Fue por decisión del juez federal Luis Rodríguez, uno de los magistrados que habían pedido su desafuero para poder arrestarlo. Es en el marco de la causa por irregularidades en el manejo de fondos para la remodelación de la mina de carbón de Río Turbio.

De Vido está en prisión preventiva desde octubre

Jueves, 9 de Noviembre de 2017

El juez federal Luis Rodríguez, que había pedido el desafuero y la detención del ex ministro de Planificación Julio De Vido, decidió procesarlo por administración fraudulenta en la causa en la que se acusa por irregularidades en el manejo de fondos para la mina de Río Turbio.

Junto con el procesamiento, el magistrado le trabó a De Vido un embargo sobre sus bienes por un valor de 250 millones de pesos.

Además del diputado desaforado, en la causa hay otros 36 imputados, entre los que se encuentra su ex secretario Roberto Baratta, también detenido. Por eso, en su resolución, el juez Rodríguez anticipó que irá resolviendo la situación procesal de los demás involucrados a medida que avancen las indagatorias.

El ex ministro kirchnerista es investigado por supuesta malversación de 26 mil millones de pesos que debían destinarse a la modernización de la mina de Río Turbio y a la construcción de la Usina Térmica. Además, se agregó la puesta en valor de un tren por casi 443 millones de pesos, obra que nunca se terminó y se pagó parcialmente.

En tanto, esta mañana, la esposa de De Vido, Alessandra Minnicelli, se quejó en del “gesto inhumano” que tuvo contra su familia la ex presidenta de la Nación Cristina fernández de Kirchner.

“Siempre le tuve muchísimo respeto intelectual a Cristina, y no pierdo el respeto intelectual por ella. En estas circunstancias, ha tenido un gesto bastante inhumano hacia mi familia. Somos muchos en la familia y nos conocemos hace mucho tiempo con ellos; me extrañó el gesto que tuvo”, expresó en declaraciones a radio La Red.

“Siento que fue abandonado políticamente. Cuando le preguntan al conductor de un espacio político qué piensa de Julio De Vido, y en vez de decir ‘lo están persiguiendo mediáticamente como a mí‘, dice ‘no pongo las manos en el fuego por nadie‘, ¿Qué hace todo el resto? Se repliega por temor a que los señalen. Quiero entender eso”, amplió Minnicelli, cuyo hermano también está detenido.

Por último, señaló que su marido “es un preso político” y advirtió que “las causas abiertas contra él no tienen alguna irregularidad administrativa ni delito penal”.

    Seguí leyendo en Política