Sociedad Venta ilegal Jueves, 12 de Enero de 2017

Rodríguez Larreta reconoció que "un conflicto de años no termina en dos días"

El jefe de Gobierno porteño se refirió al desalojo de los manteros que tenían sus puestos en la zona de Once, y consideró que "se ha dado un avance enorme". "Estamos solucionando un problema histórico, dijo, y remarcó que "el espacio público es para que circule la gente”.

Unos 20 manteros permancen en la zona pero el tránsito está liberado

Jueves, 12 de Enero de 2017

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se refirió al desalojo de los manteros que tenían sus puestos en la zona de Once y reconoció que "un conflicto de tantos años no se termina en dos días", pero consideró que "se ha dado un avance enorme".

"Estamos solucionando un problema histórico, ya que Once es el lugar de mayor venta ambulante históricamente en toda la Argentina, tanto para los comerciantes que viven ahí, para los que antes era un drama porque perdían ventas, como para la gente", expresó Rodríguez Larreta, tras acompañar al presidente Mauricio Macri en el anuncio de las obras del Paseo del Bajo.

El funcionario porteño aseguró que los manteros que se negaban a abandonar la zona custodiada por la policía "no se van a quedar" y remarcó que "el espacio público es para que circule la gente, que disfrute la calle".

En esa línea, recordó que el Gobierno de la Ciudad garantizó la libre circulación en la avenida Avellaneda, en Flores, y resaltó que "estadísticas que publica la Federación de Comercios de Buenos Aires indican una caída el año pasado en la venta ambulante".

"Eso fue espectacular porque los comercios en la avenida Avellaneda aumentaron un 30 por ciento sus ingresos, lo mismo pasó en Acoyte y Rivadavia, en Caballito (donde también el año pasado se desalojó a los manteros) y no se podía caminar un metro", enfatizó Rodríguez Larreta.

El Jefe de Gobierno se mostró satisfecho por el trabajo realizado en Once, donde "se separaron a las mafias, que son las que tenemos que combatir, de la gente". Además, agregó que su gestión denunció "las agresiones ocurridas ayer y anteayer", durante el desalojo de la venta ambulante en la avenida Pueyrredón. "Lo importante es que ahora todos van a los lugares nuevos, que son más o menos seiscientos y pico de puestos, a dos cuadras de Once, o sea en la misma zona", añadió.

No obstante, Larreta aclaró que los manteros que estaban en Once y quieran trabajar en los nuevos puestos "tienen que tener dos condiciones, primero estar en blanco, todos con monotributo social y, segundo, anotarse sin intermediarios, porque sabemos que los hay y que explotan a la gente". También agradeció a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, porque "hubo un gran trabajo en equipo con quienes representan a los comerciantes", y destacó que "durante dos meses van a dar un cursos de capacitación, de reentrenamiento a todos, lo que nos permite poner en condiciones estos lugares para que la gente que realmente lo necesita como fuente de trabajo tenga donde hacerlo".

    Seguí leyendo en Sociedad