Municipios Boom inmobiliario Domingo, 13 de Diciembre de 2015

La Justicia frenó la construcción de tres torres en el barrio de Caballito

El juez Lisandro Fastman dio lugar a dos amparos presentados por Organizaciones no Gubernamentales y declaró la "nulidad del permiso de obra", concedida a TGLT S.A. para construir las torres de hasta 90 metros de altura.

Rojas al 600: el espacio donde se emplazarían las torres.

Domingo, 13 de Diciembre de 2015

La Justicia porteña hizo lugar a dos amparos conexos impulsados por Organizaciones no Gubernamentales (ONGs) contra la construcción de un complejo de tres torres en la calle Rojas al 600.

El juez Lisandro Fastman, titular del juzgado N° 14 en lo Contencioso Administrativo resolvió hacer lugar a las demandas las organizaciones y declarar "la nulidad del permiso de obra" concedido a la empresa TGLT S.A., por falta de adecuación a la normativa vigente en materia de impacto ambiental.

En junio de 2008, la Dirección General de Registro de Obras y Catastro de la Ciudad (DGROC) autorizó la ejecución de la obra de tres edificios de 70, 80 y 90 metros de altura, cuando un mes antes se había sancionado la Ley 2.722 que modificó la zonificación del área y prohibió este tipo de edificación.

Sin embargo, al momento del permiso, la norma que limitó a 13, 5 metros de altura la edificación permitida en varias manzanas del barrio de Caballito, no había sido promulgada.

Tras comprobarse que, aunque los planos fueron aprobados a medidados 2008 la obra se mantuvo frenada hasta finales de 2011, el juez Fastman citó en su fallo el Código de la Edificación, que establece que "si durante el lapso de tres (3) años contados a partir de la fecha del registro de planos y otorgamiento del respectivo permiso, la obra no tuviera comienzo, vence el permiso con pérdida de los derechos de Delineación y Construcción".

En consecuencia, el gobierno porteño debió haber intimado a la constructora a readecuar su proyecto, limitando "la capacidad constructiva y la altura", según los parámetros fijados por las ley vigente.

Al conocerse lo resuelto, el Gobierno de la Ciudad y la empresa TGLT S.A. apelaron lo dispuesto, por lo que deberá resolver la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad.

    Seguí leyendo en Municipios