Cultura Cine Domingo, 29 de Marzo de 2015

Cuando lo comercial aplasta lo experimental

La última película de Jean-Luc Godard, ganadora del Premio del Jurado en el festival de Cannes e innovadora en el uso de la imagen 3D, debió proyectarse en 2D en todo España porque las salas exhibidoras "rechazaron proyectar la película en su formato original".

El film se proyectó en 3D en varias salas de Buenos Aires.

Domingo, 29 de Marzo de 2015

Adiós al Lenguaje”, la última película del cineasta francés-suizo Jean-Luc Godard, estrenada el año pasado, llegó  a los cines españoles a fines de noviembre de 2014, con sólo tres copias en formato 2D, cuando el alma del film es su experimentación en el formato 3D.

Según la compañía Vértigo, distribuidora de la película en España, el hecho se debió "al rechazo de los exhibidores a proyectar la película en su formato original de 3D", lo cual fue la intención original del director exponente de la corriente vanguardista Nouvelle Vague.

Ganadora del Premio del Jurado en la pasada edición del Festival de Cannes, la película cuenta con un uso del lenguaje tridimensional que realza el sentido poético de las imágenes y se aleja de la estereoscopia tal como se la utiliza en las superproducciones de Hollywood, a mero modo de efecto.

A pesar de ser un país con un amplio desarrollo cultural y una trayectoria innovadora en el séptimo arte, ninguna de las 906 salas en 3D existentes en España reservó un espacio de su franja horaria para proyectar una creación que abre los sentidos de la imagen cinematográfica y rompe los estereotipos tradicionales de las dimensiones espaciales.

En nuestro país, sin embargo, “Adiós al Lenguaje” llegó en diciembre del año pasado y se proyectó en 3D en varios cines, entre ellos Village Recoleta, Showcase Belgrano, Multiplex Belgrano y Hoyts Unicenter.

    Seguí leyendo en Cultura