30 Años 6 de septiembre de 1983 Jueves, 5 de Setiembre de 2013

El justicialismo proclamó la fórmula presidencial Luder-Bittel

Luego de varias jornadas y en horas de la medianoche, el Congreso Nacional del Partido Justicialista logró elegir a su binomio presidencial, conformado por los dirigentes Ítalo Argentino Luder y Deolindo Felipe Bittel.

A pesar de los verticalistas, el peronismo logró proclamar su fórmula

Jueves, 5 de Setiembre de 2013

Tras dos extensas jornadas de cuarto intermedio acordado por los sectores que buscaron una fórmula de consenso, se reunió en las instalaciones del porteño Teatro Lola Membrives, el Congreso Nacional Justicialista.

Los distintos sectores decidieron converger previamente en espacios físicos propios para poder desde allí delinear sus estrategias y preservar a sus congresales de potenciales operadores.

Los seguidores del hombre fuerte de la provincia de Buenos Aires, Herminio Iglesias, aguardaron las extensas jornadas en la sede del Sindicato del Seguro.

Mientras tanto, en la poderosa Unión Obrera Metalúrgica, aguardaron aquellos que acompañaron la posición del dirigente gremial Lorenzo Miguel.

Por útlimo, en el Hotel Colón se reunieron los congresales que sostuvieron la candidatura de Antonio Cafiero.

Finalmente y tras quedar fuera de todo acuerdo el sector que responde a Cafiero, se llegó al anuncio de la fórmula presidencial en horas de la medianoche del lunes, tras desechar varias mociones de los sectores verticalistas, que pidieron una semana de plazo. Dicha semana respondía a la necesidad, de acuerdo a lo que sostuvieron los congresales del verticalismo, de conocer la posición de la ex presidente María Estela Martínez de Perón, quien se encuentra en España.

Luego de la proclamación de la fórmula presidencial y de la aprobación de la plataforma electoral, se procedió a la elección de las autoridades del Partido Justicialista. Fueron electos para la vicepresidencia primera, el metalúrgico Lorenzo Miguel y para la vicepresidencia segunda, el santiagueño Carlos Juárez.

Los sectores verticalistas se retiraron del recinto vivando a la viuda del general Perón, entre golpes de puño y abucheos generalizados de la concurrencia.-

    Seguí leyendo en 30 Años