Correo de Lectores por Alberto Ferrari Etcheberry Sabado, 1 de Diciembre de 2012

Sobre la mención peyorativa de Vandor por parte del senador Fernández

Nació como nota dirigida a un senador opositor y se transformó en esta carta de lectores a propósito de las declaraciones del senador quilmeño, repudiadas por todas las centrales sindicales

Imagen publicada en un blog oficialista

Sabado, 1 de Diciembre de 2012

Quiero transmitir mi preocupación y la de otros por la calificación del senador Fernández al señor Moyano como Augusto Timoteo Moyano.

Dejo de lado su estupidez: me consta, y es  útil que ustedes lo sepan, que Vandor sigue siendo un  referente apreciado entre los metalúrgicos.

Hace un par de meses dió una conferencia en el Instituto que la UOM tiene en Avellaneda para delegados el profesor Daniel M. James,  Indiana Univ., ex Duke y Yale, autor de dos clásicos: Resistencia e Integración y Doña María (Berisso) etc. El, junto a Juan Carlos Torre, es el más importante historiador del movimiento obrero argentino. James quedó impresionado por el respeto a Vandor. Les agrego: la esposa de Vandor se jubiló hace unos años como enfermera del sanatorio de la UOM.

Lo que me importa subrayar es que el  pretendido agravio de Fernández  (no llega al tobillo de Vandor ni de Moyano) haciendo clara referencia a quien fue asesinado y luego premisa del asesinato de Rucci parece una amenaza similar y es una imputación rayana en  la apología del delito.

No me interesa el alcance penal pero sí la conducta como legislador a la luz del art. 66 de la CN: desorden de conducta, inhabilidad moral.

Mantenerse en silencio es objetivamente aceptar esta conducta y contribuir al desprestigio creciente del Congreso.

Los senadores deberían presentar un proyecto de lo que popularmente se llama desafuero. No se sumen a la pasividad general ni permitan que se reitere lo que ocurre en la Cámara de Diputados con el vicepresidente Boudou sobre quien hace rato que existen imputaciones graves que justifican un pedido de juicio político, por mal desempeño  que, obviamente como ustedes saben, en modo alguno exige la tipicidad de una causa penal. Para peor, con diputados como la doctora Carrió que lo han denunciado al señor Boudou ante los jueces en un acto que de hecho supone renunciar a sus facultades y obligaciones específicas.  

Espero que este pedido tenga mejor suerte que mis denuncias del año 2008 (iniciadas por Raúl Alfonsín, Clarín 15.11.2007) sobre el escándalo de las exorbitantes ganancias ilegales de exportadores  de soja y aceiteros que contaron con la complicidad del entonces senador Roberto Urquía. La Comisión Bicameral investigadora que se aprobó por ley hasta el día de hoy no se ha constituido.

Les aclaro quien soy: Alberto Ferrari Etcheberry. Abogado UBA. Post Grado: Universidad Complutense de Madrid, y Cambridge University UK. Profesor titular por concurso UNSAM, Director del Instituto de Estudios  Brasileños UNTREF.

Gobierno Alfonsín: Presidente de la Junta Nacional de Granos. Embajador, titular del área latinoamericana.

Presidente de la Comisión Politica Exterior del Comité Nacional. Interventor del distrito Entre Ríos (1994) Jefe de Asesores de Raúl Alfonsín en la Convención  Reformadora de Santa Fe.

Los saludo atentamente.-

 

por Alberto Ferrari Etcheberry

    Seguí leyendo en Correo de Lectores