Mundo · Jueves, 30 de Marzo de 2017

La oposición venezolana denuncia que Nicolás Maduro dio un golpe de Estado

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, cuestionó la decisión del Tribunal Supremo de disolver el Parlamento y llamó a las Fuerzas Armadas a defender la Constitución.

El Parlamento venezolano, de amplia mayoría opositora, acusó este jueves al presidente Nicolás Maduro de dar un golpe de Estado, luego de que en la noche de ayer el Tribunal Supremo asumiera mediante sentencia las competencias del Poder Legislativo.

"Mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga", indicó el fallo. El tribunal, al que la oposición acusa de servir a Maduro, declaró en desacato al Legislativo en enero de 2016 y anuló todas las decisiones parlamentarias, debido a la jura de tres diputados opositores cuya elección fue suspendida por presunto fraude. Aunque la cámara desvinculó a esos diputados posteriormente, la corte considera que el acto no fue formalizado.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, denunció que "Nicolás Maduro dio un golpe de Estado", y rasgó frente a las cámaras el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), calificándolo de "basura". Además, instó a las Fuerzas Armadas a no "seguir callada frente a la ruptura de la Constitución".

Por su parte, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, también denunció "el autogolpe de Estado perpetrado por el régimen venezolano contra la Asamblea Nacional", órgano que defendió como el "último poder del Estado legitimado por el voto popular".

Almagro indicó que la decisión del Tribunal Supremo de atribuirse las funciones del Poder Legislativo y la otra reciente de despojar la inmunidad a los parlamentarios son procedimientos que "no conocen de ninguna de las más elementales garantías de un debido proceso", y resaltó que estas medidas "son los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia".

Ante los preocupantes hechos, pidió con urgencia la convocatoria de un Consejo Permanente en el marco del artículo 20 de la Carta Democrática, y recordó que Venezuela, al adherirse a las normas internacionales regionales, está obligada a su cumplimiento. Entre ellas, repasó "el respeto a la separación de poderes como garantía ineludible para la protección de los derechos de los ciudadanos y la defensa del sistema democrático y del Estado de derecho".

Te puede interesar


¿Qué opinás sobre esto?