Municipios Legislatura Miercoles, 22 de Mayo de 2013

Ahora quieren cambiar el nombre de la Estación Ministro Carranza

Si bien hay un proyecto legislativo que propone una nueva denominación en la estación del subte D, los metrodelegados ya cambiaron la cartelería con unos amplios stickers y colocaron en su lugar el nombre de Miguel Abuelo.

Carranza fue impulsor de la extensión del subte a Belgrano

En una actividad desarrollada el lunes pasado, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro realizó una intervención artística sobre la estación de subtes de la línea D, Ministro Carranza.

La jornada consistió en una radio abierta y en la colocación de nueva cartelería sobre la institucional tapando en todos los casos, el nombre de quien fuera el primer ministro de Obras Públicas de la reinstauración democrática, Roque Carranza.

La estación pasó a llamarse por esas horas, Miguel Abuelo, en homenaje al cantante, poeta y compositor fallecido en 1988.

El proyecto pertenece a los legisladores Edgardo Form y Delia Bisutti del bloque Nuevo Encuentro y aún aguarda tratamiento parlamentario en la ciudad.

Un grupo de amigos y compañeros encabezados por el ex secretario de Energía, Jorge Lapeña, dio a conocer un texto que a continuación publicamos dirigido al jefe de goberno porteño:

"La Estación Ministro Carranza se corresponde con los nombres del viaducto del cruce de la avenida Cabildo y Dorrego y la estación del FFCC Mitre. 

La estación se llama “Ministro Carranza” en homenaje a quien fuera el primer ministro de Obras Públicas de la Democracia y posteriormente Ministro de Defensa de la Nación.

Como tal fue firmante junto al presidente Raúl Alfonsín en diciembre de 1983 del histórico decreto de enjuiciamiento a las juntas militares de la dictadura militar dando cumplimiento a la promesa electoral de anular la auto amnistía del régimen militar.

No escapa a vuestro entendimiento que este acto que terminaría con el histórico y ejemplar juicio a las juntas y la condena por los crímenes cometidos fue un acto de extraordinarias consecuencias para nuestra naciente democracia. No escapara a vuestro criterio que aquel acto sería causal de hechos que pusieron en juego a la propia democracia naciente y la propia seguridad de quienes asumieron ante el mundo la responsabilidad de su realización.

El ministro Roque Carranza intervino además  en la definición de importantísimos proyectos de infraestructura iniciados o realizados en la gestión del Dr Raúl Alfonsín. Además propició la ley de financiamiento de la expansión del subterráneo de la ciudad de Buenos Aires, poniendo término a medio siglo de estancamiento de la red.

El proyecto de ley que hoy tiene estado parlamentario en la legislatura de la Ciudad afirma, sin ningún fundamento ni justificación, que el ing. Carranza colocó una bomba en el subte el día 15 de abril de 1953, hecho que el ing. Carranza siempre negó y cuya confesión fue extraída mediante torturas ( ver “Perón y su Tiempo” tomo 3 de Felix Luna; Editorial Sudamericana; pag. 48 a 72).

Queremos recordar que la Argentina vivía en abril de 1953 días de gran violencia; era común la existencia de presos políticos y aún de los policías y carceleros que torturaban militantes. Ese mismo día estalló otra bomba en un hotel céntrico y fueron incendiadas la Casa Radical de la calle Tucumán, la Casa del Pueblo en la Av Rivadavia  sede del partido Socialista, incluyendo la quema en la calle de su valiosísima biblioteca pública  y el Jokey (sic) Club de la calle Florida. La bomba en cuestión de la que se acusó a Roque Carranza y a otros jóvenes tuvo resultados muy graves ya que provocó seis muertos y más de 90 heridos.  Ese era el clima de violencia que vivía la Argentina.

El ing. Carranza fue detenido varios días más tarde y su confesión se obtuvo con torturas que dejaron secuelas. El caso fue tan grave que fue indultado por el  presidente Perón en 1955. Él negó su participación hasta el día de su muerte.

El cambio de nombre que se pretende legalizar, de un hecho ocurrido hace 60 años, que no tuvo condena y además fue amnistiado, en un contexto histórico violento no hace más que constituir una acción caprichosa  injusta y parcial. Repetimos el hecho se basa en la confesión extraída por torturas sobre alguien que nunca admitió la existencia del mismo.

Roque Carranza fue un demócrata cabal, de una honestidad extraordinaria; hombre de diálogo y entendimiento y uno de los artífices más importantes de la democracia nacida hace 30 años. Sus colaboradores provinieron de diversos grupos políticos y siempre estuvo abierto a las discusiones con la gente de buena voluntad.

Por todo lo expuesto solicitamos que este proyecto descontextualizado y  revanchista sea rechazado sin más, que se desagravie al ing. Roque Carranza por los injustos ataques sufridos y que se identifique y se tomen  las acciones administrativas y judiciales que correspondan con quienes destruyeron la cartelería de la estación mencionada."-

    Seguí leyendo en Municipios