30 Años 17 de setiembre de 1983 Lunes, 16 de Setiembre de 2013

Córdoba, Chaco y La Pampa tienen a sus policías autoacuartelados

Si bien desde distintos sectores, que ofician como voceros, se niegan móviles políticos detrás de las protestas y de los autoacuatelamientos, las protestas continúan y se profundizan en reclamo de aumentos salariales.

El gobernador cordobés Pellanda enfrenta una grave crisis institucional

Se cumplen ocho días de autoacuartelamiento de la policía de la provincia de La Pampa, mientras que la totalidad de los efectivos chaqueños intima al Ejecutivo provincial a que satisfaga sus reclamos salariales.

En Córdoba, los efectivos rebeldes mantienen las medidas de fuerza a la espera de una respuesta favorable a su pedido de un salario mínimo que se eleva, ahora, a $a 4.400, al tiempo que recrudecen las versiones que dan cuenta de una inminente renuncia del gobernador Rubén Juan Pellanda.

Distintos medios coinciden en afirmar que la intransigencia de los amotinados no pudo ser superada ni siquiera con la intervención del Comandante del III Cuerpo de Ejército, Gral. Eugenio Guañabens Perelló.

Mientras tanto, el ministerio del Interior da a conocer un comunicado en el que califica de "inaceptables" las medidas adoptadas por los efectivos de seguridad provinciales, las que, afirma, "alteran el régimen jerárquico y disciplinario propio de estas instituciones" y "no reciben protección y reconocimiento en ningún sistema jurídico".

"Sedición, asociación ilícita, retención de armamentos y elementos de comunicación y violación de los deberes de funcionario público" son los cargos con los cuales queda caratulada la causa iniciada por la Justicia penal contra los policías rebeldes cordobeses; los que resuelven rechazar la intimidación y permanecer autoacuartelados.-

 

    Seguí leyendo en 30 Años