30 Años 12 de junio de 1983 Martes, 11 de Junio de 2013

12 de junio de 1983

Después de siete años de exilio regresó al país Hipólito Solari Yrigoyen

"Fui desterrado por la fuerza y vuelvo por mi voluntad" dijo el ex senador de la UCR, Hipólito Solari Yrigoyen en el Aeroparque Metropolitano, ante un millar de jóvenes que lo acompañaron en caravana hasta la sede del radicalismo.

Solari Yrigoyen en París, poco antes de emprender la vuelta

Expulsado en mayo de 1977 por la dictadura militar y luego de soportar tres atentados contra su vida entre 1973 y 1976, regresó al país el ex senador nacional por la Unión Cívica Radical, Hipólito Solari Yrigoyen.

Lo hizo en un vuelo de línea que aterrizó en el Aeroparque Metropolitano "Jorge Newbery" procedente de la provincia de Misiones, junto a un reducido nucleo de amigos y abogados radicales.

Ingresó al norte argentino por un paso terrestre proveniente de Brasil, hasta donde lo acompañaron dirigentes políticos de distintas fuerzas políticas de ese país.

Ya en Buenos Aires, fue recibido por un millar de jóvenes que lo vivaron al grito de "Ole, lé; Oh la lá, Solari es democracia; Solari es radical."

Entre vitores de los más jóvenes pertenecientes al sector de la Juventud Radical de Renovación y Cambio y abrazos de muchos de los que fueron a esperarlo a su arribo, el ex senador radical emprendió su camino hasta el acto de recibimiento oficial de la UCR que lo tendría como protagonista.

Ya en la sede del Comité Nacional de la calle Alsina, fue saludado por su presidente, Carlos Contín y por el precandidato a la presidencia por el Movimiento de Renovación y Cambio, Raúl Alfonsín.

Más de un millar de jóvenes lo aguardaban allí para recibir su mensaje en una tarde soleada. Confluyeron así los jóvenes que responden a la Junta Coordinadora Nacional y los que venían a la par del senador repatriado en una conmovedora caravana de un centenar de vehículos.

Solari Yrigoyen debió salir al balcón del primer piso de la casa de calle Alsina y desde allí pronunciar un discurso de reencuentro con la Argentina, el radicalismo y su militancia.

Acompañado por dirigentes partidarios como el porteño Rubén Rabanal y el bonaerense Juan Carlos Pugliese, el ex senador recordó al diputado Mario Abel Amaya, quien fuera su compañero de militancia en Chubut y cayera secuestrado al mismo tiempo que él por fuerzas militares en 1976. Amaya murió posteriormente producto de las torturas infligidas en el tiempo de cautiverio.

"Ahora como antes mi lucha se inscribe en la defensa de las libertades públicas, los derechos humanos, la justicia social, el imperio del derecho y el rechazo a la violencia de todo signo" precisó el dirigente radical quien aseguró que sus convicciones democráticas lo enfrentaron "a un régimen que tiene las armas, el poder y la riqueza pero no la razón."-

¿Qué opinás sobre esto?