30 Años · Domingo, 8 de Setiembre de 2013

Agreden a Madres de Plaza de Mayo en la sede de la CGT-RA

Todos los medios gráficos dan cuenta de un violento encuentro que se produjo entre las Madres de Plaza de Mayo, encabezadas por Hebe de Bonafini y los integrantes del Consejo Directivo de la central de trabajadores de la calle Brasil.

Ubaldini: El líder sindical intentó atemperar los ánimos antes de las agresiones

Una decena de individuos no identificados atacaron a golpes de puño, palos, puntapiés y pedradas a un reducido núcleo de integrantes de Madres de Plaza de Mayo que, tras su tradicional ronda de los días jueves, se trasladaron hasta la sede sindical para dialogar allí con los integrantes de la Confederación General del Trabajo - República Argentina.

Las madres reclamaron un pronunciamiento de la central en favor de los detenidos-desaparecidos. En las puertas mismas de la sede sindical, se les impidió el paso, aduciendo "razones de espacio" y solamente ingresan la titular de la entidad junto a dos integrantes de la organización.

Allí, según indicó Bonafini, "les dijimos que la CGT no hizo nada por los obreros desaparecidos y les exigimos un pronunciamiento público".

La titular de la entidad quien si ingresó en la sede cegetista continúa narrando que "se sintieron molestos: Roberto García señaló que no iba a recibir agresiones gratuitas, que habían hecho muchas cosas. Insistimos que si existen documentos los queríamos ver. Ubaldini quiso atemperar. Gritábamos ellos y nosotras".

Solo tres periodistas lograron ingresar al edificio en medio de empujones y amenazas, los mismos son encerradas en una sala anexa y escuchan, según el relato del cronista de la agencia DYN "los gritos desaforados de los dirigentes sindicales, en especial del taxista García".

Ya en la calle, las integrantes de la agrupación de derechos humanos comienzan a dar cuenta del tono del encuentro, ante los gritos de "terroristas", que parten de la sede sindical y que son replicados con gritos de "traidores, asesinos y entreguistas".

Mientras las mujeres aguardan el colectivo, una patota que, según testimonian quienes las acompañaban "salió de la propia CGT", las ataca, provocando lesiones y múltiples contusiones en varias mujeres y graves lesiones en el rostro de dos jóvenes familiares de desaparecidos.

Mientras tanto, los ocupantes de un patrullero de la Policía Federal Argentina, que se encontraban a escasos metros, siguieron de cerca todo lo sucedido sin tan siquiera, moverse del interior del automóvil.

 

 

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?