30 Años 29 de junio de 1983 Sabado, 29 de Junio de 2013

Alfonsín se comprometió a "liberar a todos los detenidos a disposición del PEN"

De este modo, el precandidato del Movimiento de Renovación y Cambio de la Unión Cívica Radical, Raúl Alfonsín, dió a conocer y difundió su posición en torno a la política castrense de los próximos años. Todos los medios gráficos con distintos matices reflejaron los puntos principales del documento.

Alfonsín refutó las declaraciones del General Verplaetsen

El precandidato radical, Raúl Alfonsín, difundió un documento titulado "Frente a las declaraciones del Gral. Verplaetsen".

Allí afirmó que el titular de la policía bonaerense, "prejuzgó sobre una situación que está sometida a la justicia", al considerar inocentes a los tres policías involucrados en el caso que investiga los asesinatos de los dirigentes peronistas Cambiasso y Pereira Rossi.

Verplaetsen insinuó que por ser "dirigentes subversivos" podían "ser colocados en un nivel infraético" y "eliminados sin necesidad de recurrir a la ley ni a la justicia para ser eliminados."

Además el titular de la Bonaerense, acusó a los dirigentes asesinados de "antipatriotas" y a la vez "proclamó que continuaría combatiendo la subversión con el mismo metodo."

Alfonsín puntualizó "estas ideas nos hacen regresar a 1976", cuando "se combatió al demonio con las armas del demonio", y acotó que "ahora es más grave", ya que el General Verplaetsen "no le ha declarado la guerra al terrorismo, sino a la posibilidad de que la ley y la justicia vuelvan a imperar en la República".

Asimismo, el precandidato enfatizó que los militares deben saber, "de una vez por todas", que "con las Fuerzas Armadas, si. Con el aparato del terror, jamás".

Luego de apuntar que "el gran problema argentino actual" es la adecuada resolución de la cuestión de "las responsabilidades de las Fuerzas Armadas en la lucha antiterrorista", pasó a referir las medidas que propiciará en caso de acceder a la primera magistratura:

1) dictar la legislación apropiada para reprimir el terrorismo de todo signo, haciendo más eficaces los procesos judiciales;

2) crear un cuerpo especial policial para la lucha antiterrorista;

3) encuadrar a los servicios de inteligencia de las FFAA en su función específica;

4) restringir la posibilidad de detener a personas sin orden judicial;

5) erradicar y castigar a ejecutores materiales e instigadores de torturas, "sin perjuicio de sancionar a los jefes de establecimiento por no impedir estos hechos";

6) propiciar la incorporación de los recursos de hábeas corpus y amparo y la supresión del estado de sitio;

7) facilitar la difusión de las declaraciones de las organizaciones de derechos humanos;

8) liberar a todos los detenidos a disposición del PEN;

9) proporcionar una respuesta "basada en toda la verdad" sobre la situación de los detenidos-desaparecidos.

Alfonsín destacó además que es necesario resolver la cuestión de las responsabilidades pasadas y distinguió para ello tres situaciones:

a) "la responsabilidad de quienes tomaron las decisiones políticas de utilizar el método de lucha que se empleó"

b) la de quienes "fueron más allá de las órdenes recibidas"

c) la de quienes "se encontraron sometidos al cumplimiento de órdenes en un clima que les infundía la convicción de que eran lagítimos los actos que se ejecutaban", a los que habrá que considerar "como habiendo actuado bajo la obediencia jerárquica."

En su párrafo final, el texto aclara que se adoptarán "las medidas necesarias para que tales distinciones sean contempladas en la ley y en el procedimiento con que se juzgue."-

    Seguí leyendo en 30 Años