30 Años 18 de abril de 1983 Miercoles, 17 de Abril de 2013

Acusan a periodista de "estrecho colaborador" de Massera en "tareas represivas"

Se trata del actual redactor de Televisión Española (TVE), Héctor Sayago, alias "Bebito", quien vive por estos días en Madrid y fue acusado por exiliados y sobrevivientes de la ESMA como informante de los servicios secretos de inteligencia argentinos.

Massera junto a Neustadt y Grondona en

Héctor Sayago, sindicado como "colaborador" de los servicios de inteligencia, es además corresponsal del Canal 13 porteño en la ciudad de Madrid, y fue denunciado por el diario "El País" de esa ciudad.

Sayago reconoció su íntima relación con el almirante Eduardo Massera, considerado máximo responsable de las actuaciones represivas de la Marina argentina, y admitió haber visitado la Escuela Superior de Mecánica de la Armada.

De acuerdo a los que informó el diario madrileño, se calcula que han desaparecido cerca de 5.000 presos políticos argentinos desde 1976.

Fuentes de la dirección de RTVE, mientras tanto, anunciaron la apertura de una investigación sobre el pasado de Sayago, aunque manifestaron que sólo podrían proceder contra el mismo en caso de contar con una sentencia judicial, dado que tiene "contrato fijo" en TVE.

Con respecto a Massera, Sayago afirmó: "Yo no voy a negar mi relación con Massera porque le conozco desde que era capitán de fragata".

Además, negó que éste le pagase un sueldo por informar sobre los exiliados argentinos, y afirmó, que el almirante "consiguió que Ios argentinos se pusiesen de acuerdo de una p... vez".

Negó también haber pertenecido a los servicios secretos del ex presidente argentino Alejandro Lanusse, pero admitió haber colaborado como funcionario del ministro Manrique.

Sobre su visita a la ESMA, afirmó: "No voy a negar que estuve en la ESMA, como otros periodistas extranjeros; pero me parecían excelentes personas quienes cuidaban de la oficina donde esta gente hacía contrainteligencia". Y agregó: "No vi a nadie ni torturado ni engrillado. Aquello era un tablao flamenco. No era un campo de concentración; era una institución militar abierta".

Confesó haber visto allí únicamente a "gente que se recuperaba tranquilamente".

Sin embargo, el testimonio de los sobrevivientes de dicho centro clandestino de detención chocó frontalmente con el de Sayago.

Martín Tomás Gras presentó en diciembre de 1980 el siguiente testimonio acusatorio contra Sayago, alias Bebito, ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

En dicho documento, amén de acusar a éste de estar "vinculado a las actividades del centro político de París y Madrid", y de haber visitado a principios de 1978 la ESMA en un viaje realizado a Buenos Aires desde Madrid, se asegura que "el capitán de corbeta Acosta realizó con él una visita guiada por la sala de torturas y por el sector donde se alojaba a los prisioneros. Es considerado un viejo informante de los servicios represivos".

Otras tres sobrevientes de la ESMA -Ana Martí, Sara Solarz y Marta Milia- presentaron un año antes, ante la citada comisión de la ONU en Ginebra y ante la Asamblea Nacional francesa, un documento testimonial colectivo, en el que acusaban a Sayago de complicidad con la Marina, particularmente con el centro piloto de París.

Sara Solarz aseguró haber mantenido una entrevista con Sayago en la que éste le propuso "que los militares de la ESMA la llevarían a España para dar una conferencia de prensa en favor de los militares argentinos".

Según Solarz, el propósito de la misma era contraatacar ante la campaña internacional de denuncia del problema de los desaparecidos, para eliminar un posible boicoteo al Mundial de Fútbol de 1978.-

    Seguí leyendo en 30 Años